Hasta 900 euros por devolver un coche de alquiler en mal estado

9 de febrero de 2015

El sobrecoste al que tiene que hacer frente el conductor de un vehículo de alquiler si lo devuelve en mal estado puede oscilar entre los 800 y los 900 euros. Así lo indican los datos de la empresa DEKRA y la Asociación Española de Renting (AER), que reflejan que utilizar un coche de alquiler tiene “tantas o más responsabilidades que uno de propiedad particular”, aunque aseguran que los conductores no son siempre conscientes de ello.

El estado de los vehículos de alquiler

Cuando el contrato de alquiler expira y se devuelve el vehículo, un perito puede examinarlo para cerciorarse de que se encuentra en un buen estado. Y es que, extraviar la documentación, entregarlo con las bombillas fundidas o perder un juego de llaves, entre otros sucesos, tiene un coste extra para el conductor.

En el momento de la entrega, el coche puede presentar desgaste, pero acorde con su uso en relación al tiempo y los kilómetros contratados. Si no es así la empresa puede cobrar al usuario un sobrecoste que oscilará entre los 800 y los 900 euros, lo que supone en torno a un 6% del precio de un vehículo de ocasión, estimado en 14.000 euros.

Los accesorios del vehículo

Debido a la magnitud del sobrecoste al que se puede enfrentar el usuario, la empresa y AER han elaborado la Guía del normal uso y desgaste de los vehículos de renting, con recomendaciones a la hora de devolverlos.

Los accesorios que van unidos al coche pueden pasar desapercibidos hasta el momento en el que llega la factura, pero en ésta pueden significar un gran incremento. La pérdida o los desperfectos en el juego de llaves pueden suponer un coste extra de unos 245 euros, si el vehículo es de alta gama, o 107 si es de media o baja. Por su parte, perder o estropear el equipo de música, la rueda de repuesto o su kit antipinchazos también se tiene en cuenta. Por ejemplo, objetos como el mechero o los ceniceros pueden costar más de 30 euros cada unidad.

Hasta 270 euros puede suponer perder algún documento del vehículo. En concreto, si falta el permiso de circulación la penalización puede llegar a los 30 euros, el libro de mantenimiento unos 60 y el de instrucciones 30. El mayor coste es el de no entregar la ficha técnica, ya que el desembolso puede alcanzar los 150 euros.

Otros desperfectos, como pueden ser los cortes o desgarros en los neumáticos, las bombillas fundidas o las manchas “que no salgan con agua y jabón”, también incrementan la factura final.

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Alquiler de coches