Coches de segunda mano, km 0, seminuevo… estas son las diferencias

  • Es importante conocer las diferencias para saber qué beneficios puede aportar cada tipo de coche
  • Dentro de los coches nuevos hay tres tipos: kilómetro 0, stock y bajo pedido
  • Los vehículos usados se dividen en segunda mano, seminuevo y los empleados por trabajadores y clientes

Cuando alguien toma la decisión de comprar un coche son muchas las preguntas que surgen y resolverlas es una de las partes más complicadas. No sólo eso. Es clave disponer de un conocimiento básico para poder tomar la decisión idónea. Y es que aunque las diferencias entre un coche nuevo y uno usado pueden saltar a la vista, la cosa se complica cuando se habla de vehículos de segunda mano, seminuevos, de kilómetro 0 o de stock, entre otros. Conocer las distintas categorías de cada uno de estos dos grupos no sólo es útil, también ayuda a decidir sin dejar lugar a las dudas.

Coches nuevos

Definir este tipo de vehículos podría parecer una obviedad, pero es cierto que tienen una serie de características a tener en cuenta. Entre ellas el hecho de no haber tenido ningún uso desde el momento que salen de la fábrica hasta que llega a las manos del cliente. Por ello, no registran ningún movimiento ya que han sido cargados, transportados y almacenados. Dentro del segmento de coches nuevos hay tres tipos: kilómetro 0, stock y bajo pedido.

Kilómetro 0

Estos últimos engloban aquellos vehículos que han sido matriculados por la marca y el concesionario por distintos motivos. A pesar de ello y de que sí acumulan el rodaje necesario para su traslado y entrega, no suelen sumar muchos kilómetros: como máximo 100. Y es que aunque no han protagonizado ninguna prueba y se trate de vehículos que van a estrenar sus futuros propietarios, lo cierto es que sí pierden algo de valor por el hecho de estar matriculado.

Un factor que también influye en el tema de la garantía: carecen de la que lleva intrínseca la primera matriculación y por esta razón, las marcas y concesionarios suelen ofrecer algún tipo de respaldo adicional. A su favor cuentan con las ofertas que suelen acompañar al precio de venta y su rápida disponibilidad.

Stock de marcas y concesionarios

A diferencia de los anteriores, los coches que forman parte del stock todavía no están matriculados… pero no permiten la personalización por parte del usuario. No en vano, son vehículos ubicados en las campas y, por lo tanto, ya están fabricados. Además, vienen con un equipamiento preestablecido que se basa en los gustos y necesidades generales de los conductores, datos que se extraen de los estudios que llevan a cabo los fabricantes. Así las cosas, hay características en común con los coches de kilómetro 0 como su disponibilidad y buenos precios, sobre todo cuando la marca va a lanzar un nuevo modelo o una nueva versión.

Bajo pedido

Son vehículos hechos de forma concreta atendiendo las peticiones que el cliente ha solicitado para su configuración y equipación. El problema de diseñar un coche a medida es que los tiempos de espera y de entrega se dilatan bastante.

Coches usados

Como su propio nombre indica, se trata de vehículos que, como mínimo, han tenido un propietario anterior, que puede haber sido un particular o una empresa. En consecuencia, son coches que han estado en circulación, acumulan uso y pueden presentar una serie de desgastes en diferentes grados. El segmento de los coches usados se divide en tres categorías: segunda mano, seminuevo y aquellos que pertenecen a dirección y gerencia, vehículos de cortesía y demostración.

Segunda mano

Todos los coches usados son de segunda mano, pero existen una serie de matices que marcan los límites entre unos y otros. Comparten características como haber tenido un propietario como mínimo o haber estado en circulación, por ello el estado de conservación puede variar: desde un vehículo en estado de conservación (casi) perfecto hasta otros de los que sólo sirven algunas piezas. A esto hay que añadir que son coches que carecen de la garantía de la marca, aunque pueden incorporar alguna de otro tipo.

Seminuevo

Bajo esta denominación se ubican los vehículos que se venden en concesionarios dedicados a la compraventa de coches. Obviamente, también son de segunda mano aunque tienen límites: no suman más de 25.000 kilómetros y como máximo, acumulan 3 años desde su primera matriculación. Además, suelen contar con una garantía adicional del concesionario en el que se efectúa la compra aunque el plazo de esta cobertura varía de uno a otro.

Dirección, gerencia, cortesía y demostraciones

Son coches cuyo primer propietario ha sido el propio fabricante o alguno de sus concesionarios y han podido ser empleados de dos formas: por los trabajadores (sea cual sea su puesto) o por los clientes de la marca en alguna prueba o como vehículo de sustitución cuando han dejado el suyo en el taller.

No suelen tener mucho kilometraje (10.000 kilómetros como máximo) y lo normal es que su antigüedad no supere el año. A esto hay que añadir que, como es lógico, cuentan con la garantía del fabricante además de ofertas y descuentos en el precio.

Marzo 2017


COMPARAR COCHES DE SEGUNDA MANO

 

Elena SanzRastreator.com