Cuánto cuesta tener coche

  • Según los datos que la Agencia Tributaria publicó respecto a 2016, comprar un coche nuevo cuesta de media 16.786 euros con el impuesto de matriculación incluido
  • Los gastos que conlleva tener un coche en propiedad pueden ser fijos (como el seguro o el combustible, por ejemplo) o variables, como el aparcamiento o el lavado, entre otros

Formular esta cuestión es hablar de una de las preguntas del millón. El importe final va más allá del desembolso inicial que se hace al comprar un coche nuevo. No en vano a esa cifra hay que sumar otros gastos como los que genera la propia adquisición, los impuestos, el seguro de coche necesario y obligatorio, el mantenimiento y las reparaciones, el combustible, etc. Aunque muchos de estos números son variables, sí es posible realizar una serie de operaciones que den una cifra aproximada del coste anual que supone tener un vehículo en propiedad: alrededor de un 18% del precio de compra año tras año.

Además, se puede llevar a cabo una estimación de la inversión económica que conlleva tener un coche en propiedad a lo largo de 12 años, que es la edad media del parque automovilístico español. En ese período de tiempo un conductor puede gastarse en su coche, aproximadamente, un poco más del doble de lo que pagó por comprarlo.

Antes de desglosar las cuentas, conviene aclarar la base desde la que se parte y que se sostiene sobre dos factores: la edad media de un vehículo y los kilómetros que recorre en un año. Respecto al primer punto y teniendo en cuenta los datos publicados por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), en España un coche suele tener una edad de 12 años aproximadamente. Y haciendo referencia al segundo, de media, un vehículo suma 10.000 kilómetros al año, según los datos que maneja Audatex (consultora de valoración de siniestros).

Comprar un coche

¿Cuánto cuesta comprar un coche nuevo? Obviamente, en el precio final influyen muchos factores como el modelo, la gama o el nivel de equipamiento, pero según los datos que la Agencia Tributaria publicó respecto a 2016 hay una cifra media: 16.786 euros para los coches nuevos que tienen que pagar el impuesto de matriculación, alrededor del 20% de los que se venden. Los exentos, casi el 80% de los vendidos, se sitúan en los 16.505. Claro que el desembolso no termina con el pago de lo que cuesta el nuevo coche. Hay más. El transporte al concesionario, que suele estar entre los 150 y los 400 euros, y los costes de matriculación (95,80 euros en tasas) que deben abonarse en Tráfico e incluyen el permiso de circulación (95.80 euros), las placas de la matrícula (entre 6 y 50 euros) y los gastos de la gestoría. En total, 17.036 euros.

El seguro

Si hay algo intrínseco a la compra de un vehículo, es el seguro del mismo debido a su carácter obligatorio. Tal y como se publicó en el Índice Rastreator.com de Precios del Seguro del Automóvil, ha habido un cambio de tendencia. Después de varios años en los que las primas vivieron un descenso continuado debido a la crisis, en 2015 se produjo una subida global del 6,9% debido, en parte, a la nueva normativa de indemnizaciones recogida en el Baremo de Autos.

Un año después, las previsiones apuntaban a que se mantendría la tendencia, pero la evolución de las primeras ha sido más plana: la variación global de 2016 se sitúa en negativo con un 0,6% de decrecimiento. Así las cosas, el estudio de las primas del año pasado está basado en la cobertura de Terceros Ampliado y en perfiles estándar: conductores mayores de 24 años, con 2 años de antigüedad de carné como mínimo y menos de 2 siniestros culpables en los últimos 24 meses. Con estas premisas, el resultado del precio medio es de 325 euros anuales; es decir, 3.900 euros a lo largo de 12 años. No obstante, este precio no deja de ser una aproximación a la prima media. Al comparar seguros se pueden obtener precios muy distintos dependiendo de la compañía o del tipo de póliza que se elija.

El combustible

Se trata de uno de los grandes quebraderos de cabeza para cualquier conductor. Según los datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo sobre el precio de los carburantes, la media para el litro de gasolina y para el de diésel es de 1,25 y 1,33 euros, respectivamente. Haciendo, a su vez, la media entre ambas cifras, el coste sería de 1,29 euros. Conocido el precio, hay que añadir otro factor: el consumo medio que, normalmente, en un coche suele ser de 7 litros cada 100 kilómetros. Así las cosas, recorrer esa distancia supondría un gasto de 9,03 euros y de 903 al año ya que, de media, un coche hace 10.000 (9.928 en 2014) kilómetros en ese periodo de tiempo. Por ello, a lo largo de 12 años la inversión en combustible sería de 10.836 euros.

El mantenimiento

En este punto hay que tener en cuenta que, por ley, en la Unión Europea todos los productos de consumo tienen 2 años de garantía y, por tanto, el coche estará cubierto durante ese periodo de tiempo como mínimo. Así las cosas, a lo largo de 10 años el mantenimiento del coche correrá a cargo de su dueño correspondiente. Sobre él no existe una norma universal porque depende de 3 factores: marca y modelo, uso y kilómetros recorridos.

Salvando las diferencias existentes entre los distintos fabricantes,  hay aproximaciones al gasto anual que supone un vehículo para el bolsillo del conductor. Según las cifras que maneja Audatex, el mantenimiento estaría en una horquilla que va de los 250 a los 300 euros anuales. Un coste que a lo largo de 10 años sería de 2.500 euros.

Los impuestos

El apartado de los impuestos es otro factor a tener en cuenta en la suma de los gastos, pero tiene un matiz que le hace diferente: es variable. Todos los conductores que posean un coche tendrán que abonar, una vez al año, el impuesto de circulación. La cantidad a pagar variará en función de la ciudad y de los caballos fiscales que tenga el vehículo. Cada ayuntamiento dispone de unas cuotas generales (que son las mismas para todos) a las que puede aplicar un coeficiente no superior a 2; por esta razón los precios fluctúan.

La base común está dividida en tramos en función de los caballos fiscales; la mayor parte de los coches se sitúan entre los 8 y los 11,99 por lo que pagarán 34,08 euros más la cantidad que aplique el ayuntamiento correspondiente. O lo que es lo mismo: 417,6 euros en 12 años. Aquellos que tengan menos de 8 CV partirán de los 12,62 euros mientras que los vehículos que tengan entre 12 y 15’99 CV pagarán, como mínimo 71,94 euros. A los situados en el siguiente tramo que va de 16 a 19,99 CV les corresponde un pago base de 89,61 euros y los coches de más de 20 CV abonarán de 112 euros en adelante.

La ITV

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es el mantenimiento legal preventivo que inspecciona un coche de manera periódica para verificar el cumplimiento de dos puntos: las normas de seguridad y emisiones contaminantes que se le apliquen. En el caso concreto de España, los vehículos están exentos durante sus primeros cuatro años de vida; a partir de entonces tendrán que superarla cada 2 años y cuando cumplan una década de vida, la ITV adquirirá carácter anual.

Igual que sucede con el impuesto de circulación, la ITV varía de una comunidad autónoma a otra. Esto se debe a que es gestionada a través de una empresa pública mediante concesiones o de forma liberalizada, por ello las cifras son diferentes. No en vano, FACUA ha llegado a denunciar diferencias del 113% en el informe anual que realiza sobre la ITV. En el citado documento recoge los precios de las comunidades autónomas haciendo una media de lo que le cuesta a un conductor pasar la inspección de su coche: 38,91 euros. Ahora bien, teniendo en cuenta que un coche de 12 años tendrá que haber pasado 5 inspecciones, el gasto sería de 174 euros.

Otros: aparcamiento, peajes, limpieza, multas…

El uso del vehículo para ir de un sitio a otro implica una serie de gastos como es, por ejemplo, el parking y los peajes. Fintonic, la herramienta gratuita de gestión financiera personal, analizó el consumo de los conductores españoles en aparcamientos y en el pago para circular por determinadas carreteras. El resultado arrojó que el gasto medio en un año es de 497 euros y en 12, de 5.964. Por otro lado y si el dueño del coche prefiere que duerma bajo techo, habría que añadir el alquiler de una plaza en un garaje privado en caso de que no tenga una en propiedad: 70 euros de media, aproximadamente, al mes; 840 al año y 10.080 a lo largo de 12 años. Eso sí, hay más gastos como, por ejemplo, la limpieza interior y exterior del vehículo que si se hace una vez al mes supone un gasto que oscila entre los 15 y los 20 euros (180 euros anuales y 2.160 en 12 años). Y a todos estos números habría que añadir, si fuera el caso, las multas cuya cantidad irá en función del tipo de infracción que cometa el conductor.

Comprar sólo es el primer paso

Desglosadas las principales partidas, queda a la vista que durante los años de vida de un coche son muchos los gastos que un conductor debe sumar a la primera inversión que se hace cuando se adquiere un vehículo. Los hay fijos, los hay variables, algunos dependen de otros factores… pero estas cantidades se asemejan a la línea de salida del presupuesto económico que implica tener un coche en propiedad. Por ello, antes de tomar la decisión, lo más recomendable es invertir un tiempo en aclarar las ideas, barajar las opciones para llegar a la mejor y sopesar las ventajas e inconvenientes que supone comprar un coche. Y es que, incluso, puede que existan otras opciones que se adapten mejor y sean más rentables para nuestra economía.

Marzo 2017


COMPARAR COCHES DE SEGUNDA MANO

Elena SanzRastreator.com