Los mejores coches para ahorrar en combustible

Ahorro cocheConducir de manera eficiente no sólo aporta seguridad y tranquilidad en la carretera, tal y como indica la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (ANFAC) también puede generar un ahorro de 300 euros en la factura anual de combustible. Y es que, cada vez más, los propietarios de un vehículo tienen en cuenta este aspecto a la hora de cuadrar su economía. Una parte que, incluso, adquiere más importancia cuando se trata de comprar un coche.

Teniendo en cuenta que no es una inversión cualquiera, a la hora de dar este paso hay que considerar muchos puntos más allá del precio de adquisición. Por ello, hay muchos conductores que, a la hora de hacer este desembolso, buscan los coches que menos combustible consumen. En este punto conviene tener en cuenta que las diferencias económicas entre gasolina y diésel no son las de antaño. La tecnología o el funcionamiento de los motores, entre otros, han permitido reducir esa distancia de precios.

 

Actualmente no es complicado encontrar coches con consumos medios por debajo de 5 litros a los 100 kilómetros. La pega aparece cuando se comparan las cifras que proporcionan las marcas con lo que ocurre sobre el asfalto ya que la realidad suele ser entre un 20 y un 40% superior a lo que figura en la ficha técnica. Esto se debe a que tanto el consumo como las emisiones contaminantes se miden y homologan en un laboratorio. Hasta ahora el encargado de hacerlo era el ciclo NEDC, que en septiembre de será sustituido por otro más real, el WLTP. A pesar de estas oscilaciones, estos son los valores oficiales con los que hemos seleccionados los coches de gasolina y diésel que menos consumen.

Gasolina

Coche
Consumo medio mixto
Potencia
Volkswagen Up!
4,1 litros
75 CV
Seat Ibiza ST
4,7 litros
95 CV
Honda Jazz
4,6 litros
102 CV
DS 3 Cabrio
4,3 litros
110/130 CV
Peugeot 2008
4,4 litros
110 CV

Volkswagen up

Volkswagen Up!

El Up! Es el modelo de Volkswagen de menor tamaño, una característica que le capacita para tener sólo 4 plazas, y de un coche que con el motor de 75 CV presenta un consumo de 4,1 litros a los 100 kilómetros. Su precio es de 12.995 euros, algo más elevado que sus competidores.

El Up! fue pensado y diseñado para la ciudad: no sólo sale bien desde parado, también acelera lo suficiente para desprender agilidad a la hora de circular por las calles de la urbe. Teniendo en cuenta el escenario para el que fue concebido, es un coche que maniobra en poco espacio y ofrece una generosa visibilidad en todas las direcciones.

Eso sí, sus límites no acaban en la ciudad. A pesar de sus dimensiones, es de los que mejor responde en autopistas y autovías. Tanto que la seguridad y el tacto que transmite le convierten en una opción válida para viajar por que consigue que aquellos trayectos que son más largos que los del día a día no se hagan pesados. Algo en lo que tienen mucho que ver la insonorización y, sobre todo, la suspensión, cómoda para el segmento en el que se ubica.

A esto hay que añadir que el habitáculo interior es espacioso y cómodo para un coche de su tamaño, su maletero tiene una capacidad de 251 litros (un volumen grande comparado con la dimensión del vehículo) y la postura de conducción es buena. Una combinación rematada por unos materiales y acabados que evidencian la calidad de Volkswagen.

Seat IbizaSeat Ibiza

Si por algo se caracteriza el Seat Ibiza 1.0 EcoTSI S&S es por la facilidad a la hora de manejarlo tanto dentro como fuera de la ciudad, una característica común en todas las versiones de este modelo. Se trata de un coche con un motor de 95 CV, un consumo de 4,7 l / 100 km y un precio que arranca en los 14.700 euros.

Con un manejo agradable, no es el coche perfecto y las diferencias se hacen patentes especialmente si comparamos el confort y la capacidad de aceleración con la estabilidad y las cualidades dinámicas.

El exterior del Ibiza no ha sufrido grandes cambios que, con el paso del tiempo, sí se han ido observando en el interior en la vertiente más tecnológica (pantalla táctil, navegador adicional y la cámara trasera) ya que el habitáculo sigue presentando un tamaño normal. Respecto al maletero, se trata de uno de sus puntos fuertes porque aunque es el más grande, sus formas hacen que se aproveche muy bien su capacidad.

Honda JazzHonda Jazz

Con el Jazz, un vehículo pequeño y ligero, Honda aterriza en el segmento de los monovolúmenes y en su carta de presentación señala su consumo (4,6 l / 100 km) y su precio: 16.900 euros. Se trata de ofrecer un coche suave y rápido para la ciudad que no resulta tan agradable en carretera.

En esto tiene que ver su motor que favorece el rendimiento a medio régimen. Esto provoca un funcionamiento fino, rápido y ágil, pero también obliga a usar la palanca de cambios frecuentemente y reducir varias marchas para acelerar con cierta intensidad. En consecuencia, el ruido que llega al interior es bastante elevado.

En el habitáculo interior del Jazz impera la sencillez tanto en los materiales como en los acabados y en el equipamiento, una cualidad que no le resta dureza. Si hay algo que destaca es la pequeña mejora aplicada en la habitabilidad, que ya se situaba entre las mejores del segmento. No es lo único que pulieron ya que el maletero ganó en capacidad, algo que casa a la perfección con sus regulares formas.

Ds3 cabrioDS 3 Cabrio

El DS 3 Cabrio es un coche urbano especial. En él lo que importa es el diseño por encima de la funcionalidad; tanto que no es recomendable si al usuario en cuestión lo que le gusta es conducir. Con un amplio abanico de opciones para personalizarlo y un precio de 18.680 euros, no hay que pasar por alto sus números en cuestión de consumo: 4,3 l /100 km.

Con un tacto ciertamente deportivo, el DS 3 Cabrio ofrece un motor suave que consume poco. Algo que combina con una suspensión que sabe cómo equilibrar la firmeza y la comodidad y un cambio preciso con recorridos cortos. Eso sí, la sensación que transmite la dirección es que la conexión con las ruedas no es fuerte y la consecuencia evidente es una disminución de la confianza al conducir rápido porque el conductor no percibe lo que le pasa al coche.

En el interior del DS 3 encontramos exclusividad y también un espacio algo incómodo para el conductor puesto que los pedales están tan cerca que las piernas deben ir más flexionadas de lo normal. Sus dimensiones son un poco más amplias que las de modelos similares aunque se queda atrás en lo que altura se refiere. En cuanto al maletero tiene su cara y su cruz: tiene más capacidad que el de algunos de sus rivales, pero es estrecho.

Peugeot 2008

El 2008 (17.540 euros) es un coche interesante a la hora de ponerse a los mandos: tiene un funcionamiento agradable, entrega la potencia de forma progresiva y, además, tiene un consumo de combustible bajo (4,4 litros a los 100 kilómetros).

Peugeot 2008Lo cierto es que Peugeot ha trabajado para proporcionar una suspensión que aporte agilidad y comodidad a los ocupantes del coche absorbiendo con suavidad y eficacia los elementos discordantes de la carretera. Hay rivales que son mejores en ambos aspectos por separado, pero el 2008 tiene a su favor un equilibrio perfecto entre agilidad y comodidad. Por otro lado, ha conseguido que la carrocería tenga el mínimo movimiento en las acciones más bruscas o cuando se circula rápido.

Es el habitáculo interior el que sale perdiendo porque es menos espacioso que el de sus principales rivales; más aún si nos fijamos en las plazas posteriores o en la altura. Y si centramos la atención en el espacio destinado al conductor, la postura de éste corresponde más al de una furgoneta que al de un coche. A su favor tiene la buena iluminación de la que presume y la variedad en el uso de materiales. Finalmente, su maletero tiene una forma bastante aprovechable, pero su capacidad (338 litros) no es la mejor del segmento.

 

 

Diésel

Coche
Consumo medio mixto
Potencia
Renault Clio
3,3 litros
90 CV
Seat León ST
3,4 litros
110 CV
Golf Sportsvan
3,8 litros
110 CV
Fiat 500C
3,4 litros
95 CV
Renault Captur
3,7 litros
110 CV

Renault Clio

Renault clioEl Renault Clio dCi Ecoleader es un coche que destaca y no sólo por registra un consumo de 3,3 litros a los 100 kilómetros. También lo hace por su comportamiento, más propio de un coche de mayor tamaño, su tacto satisfactorio a la hora de conducir, la comodidad que desprende o la seguridad que transmite.

Se trata de un vehículo apropiado para la ciudad gracias a su manejabilidad, facilidad de uso y buena visibilidad general, pero también es recomendable para la carretera porque es confortable, seguro y responde con suavidad ante maniobras algo bruscas. Eso sí, en su contra juega que no es tan ágil y preciso como sus competidores y, además, es ruidoso cuando se circula a altas velocidades.

Dentro del Clio, sus acabados son correctos, pero están un nivel por debajo de otros modelos que sí transmiten una sensación de tener un interior más sólido. El espacio del conductor tiene una buena posición para manejar el coche aunque la fila trasera es algo angosta y poco espaciosa. Finalmente, ofrece un maletero intermedio en su segmento: 300 litros.

Seat León ST

Seat LeonLa variante familiar del Seat León goza de unas características que lo convierten en un coche más que recomendable para conductores que necesiten amplitud en todos los sentidos. Su carrocería, su tamaño (27 centímetros más largo que la versión de 5 puertas), su precio (14.500 euros) y, sobre todo, su consumo (3,4 litros / 100 kilómetros) así lo atestiguan.

Sobre el firme, es un coche que da confianza por varias razones: tiene dirección asistida eléctrica, dibuja bien las curvas, responde rápido y sin brusquedad alguna en los cambios de dirección y la carrocería exhibe firmeza en frenadas y maniobras reviradas. Y a todo esto le suma un buen tacto, comodidad y estabilidad. El hándicap puede estar en los motores: los que menos potencia tienen se quedan algo escasos y los que más resultan un tanto excesivos.

A su favor tiene un interior cuidado y amplio aunque no mucho más que el León de 5 puertas. No en vano, el espacio que destinado para los ocupantes es, prácticamente, el mismo: más amplitud para las piernas y una anchura justa en la parte trasera. Y de lo que sí puede presumir es de tener un maletero muy grande y amplio con pocos rivales que lo superan.

Golf SportasvanVolkswagen Golf Sportsvan

El monovolumen que sustituyó al Golf Plus no sólo ha mejorado la amplitud de las plazas traseras, también tiene un consumo de 3,8 litros a los 100 kilómetros. Con un precio de 25.700 euros, el Volkswagen Golf Sportsvan es un vehículo que gasta muy poco y es capaz de ser rápido. Es un coche fácil de conducir, con una reacción suave y cómodo gracias a su suave suspensión que, además, tiene una capacidad de absorción muy buena.

El plato fuerte está en el habitáculo interior; tiene un aire que recuerda al Golf y, al mismo tiempo, es diferente. No sólo tiene calidad en sus materiales, acabados y nivel de equipamiento, también tiene amplitud longitudinal y de altura, generosa aunque no destacable si se compara con la de modelos semejantes.

Las mayores dimensiones, no obstante, pueden condicionar la conducción. En los cambios de apoyo a alta velocidad el balanceo es más amplio que en el chasis tradicional, un defecto habitual en los coches grandes y altos.

Fiat 500

Si existe algo que hay que tener en cuenta en un Fiat 500 es que es un coche para la ciudad que ofrece múltiples opciones para personalizarlo; no en vano, los detalles y el diseño tienen mucho más peso que en sus competidores. A esto hay que añadir el precio (17.040 euros) y su consumo: 3,4 l/100 km.

500C

Su escenario son las calles urbanas y para ellas se ha trabajado en la maniobrabilidad, en la agilidad y en la suavidad de los mandos. El motor responde bien y la suspensión está bien ajustada, un punto clave para circular sobre el pavimento de la ciudad, pero la estabilidad es justa en las frenadas provocando que la trayectoria no sea estable. Fuera de la ciudad se muestra como un coche demasiado sensible a los movimientos del volante obligando al conductor a hacer correcciones constantemente.

Dentro del Fiat 500 las cosas son diferentes: buenos materiales, diseño trabajado y colores claros para dar sensación de amplitud en un coche pequeño y bonito que pierde en funcionalidad con respecto a otros modelos semejantes. El espacio juega en contra del 500 en el puesto del conductor y, por supuesto, en la parte trasera debido a la pronunciada curvatura del techo y en su maletero con, tan sólo, 185 litros de capacidad.

 

Renault CapturRenault Captur

En el Captur, Renault ha logrado aunar confort y rendimiento. Lo ha hecho con una suspensión a la que, eso sí, le falta algo de suavidad debido a los movimientos cortos y rápidos que experimenta. Este coche con aspecto de todoterreno, un precio de 20.416 euros y un consumo de 3,7 litros a los 100 kilómetros, se maneja fácilmente.

El Captur transmite más confianza que deportividad, pero su control de estabilidad impide circular con rapidez y, a pesar de sus sensaciones agradables, la caja de cambios tiene un tacto espeso, poco precisa. El habitáculo interior del Captur es correcto y esmerado en lo que a espacio disponible se refiere, una característica que se aprecia en el asiento del conductor: no sólo tiene a su disposición ajustes en el volante, también en el asiento pensando en personas de distintas alturas. Además, el maletero ofrece la posibilidad de dividirse en dos partes y en su versión más pequeña tiene una capacidad de 377 litros.

Septiembre 2017


COMPARAR COCHES DE SEGUNDA MANO

Elena SanzRastreator.com