Los mejores coches para la ciudad

  • El conductor que busca un coche urbano necesita un motor eficiente, un consumo ajustado y un precio asequible
  • Los urbanos responden a las características que más se demandan: tamaño, precio y comodidad

Teniendo en cuenta que las ciudades tienen cada vez menos espacio y que las restricciones medioambientales aumentan… escoger el coche idóneo para la gran urbe puede ser difícil. A estas condiciones hay que sumar un motor eficiente, un consumo ajustado y un precio asequible ya que su uso va a ser limitado. Si a esto añadimos que, por qué no, el conductor tiene que divertirse y disfrutar al volante porque ya bastante tedioso es aguantar los atascos o la incasable búsqueda de aparcamiento, resolver la ecuación se complica. Por ello, hemos seleccionado los mejores modelos que reúnen estas características para moverse por las calles de la ciudad como pez en el agua. Y, sí, hay dos que tienen su propia alternativa eléctrica.

A la hora de seleccionar un coche para la ciudad, hay algunos factores que ayudan a encontrar el mejor:

  • Motor eficiente
  • Consumo ajustado
  • Tamaño: en torno a los 3,5 metros
  • Comodidad
  • Precio asequible
  • Alternativa eco

Lo cierto es que, en los últimos años, el segmento de los coches urbanos ha aumentado tanto su oferta como su variedad. Ahora, el conductor urbanita tiene una gama más amplia de vehículos que responden a las características que más se demandan: tamaño, precio y comodidad.

Medidas
Consumo
Versión eléctrica
Precio (desde)
Toyota Aygo
3,4 metros
4,1 l/100 km
No
10.420 euros
Kia Picanto
3,5 metros
4,4 l/100 km
No
11.630 euros
Seat Mii
3,5 metros
4,1 l/100 km
No
10.060 euros
Volkswagen Up!
3,6 metros
4,4 l/100 km
Si (28.050 euros)
12.010 euros
Fiat 500
3,5 metros
3,4 l/100 km
No
13.450
Smart fortwo
2,6 metros
4,5 l/100 km
Sí (23.302 euros)
12.175 euros

Hablando de medidas, los coches hechos por y para la ciudad deben ser modelos que estén en torno a los 3,5 metros de longitud como es el caso del Fiat 500. En este factor y siempre pensando en moverse única y exclusivamente por la urbe, hay que ser restrictivo. Si el conductor planea hacer un uso mixto o sus necesidades demandan un maletero mayor, lo mejor es dar el salto al segmento de los utilitarios polivalentes.

Volviendo a los números, el precio suele ser un factor determinante en la compra de vehículos y en el caso de los coches urbanos, en los que el presupuesto es más ajustado, tiene mayor peso. Sabiendo esto, los fabricantes han peleado por encontrar la clave para reducir costes y esta pasa por las alianzas. De estas uniones nacen diseños y fabricaciones conjuntas que dan forma a coches técnicamente iguales, pero de diferente marca. Un buen ejemplo de ello es el Toyota Aygo, el Peugeot 108 o el Citroën C1 o el Volkswagen Up!, el Seat Mii y el Skoda Citigo.

En lo que a comodidad se refiere, las marcas han intentando quitar la etiqueta low-cost a sus pequeños urbanos. Lo han hecho poniendo sobre la mesa multitud de opciones para que el conductor elija desde modelos asequibles y modestos hasta los más elegantes pasando por aquellos que están a la última o tienen un carácter más juvenil. Y no sólo eso. En cuestión de acabados, un coche urbano puede presumir de calidad con tapizados de piel, de tecnología con el equipamiento más avanzado o de carácter gracias a las múltiples posibilidades de personalización.

Toyota Aygo

Un coche eminentemente urbano. El Aygo es el modelo de acceso de Toyota que se podría definir en tres palabras: práctico, económico y racional. Ha sufrido un profundo restyling que le hace parecer completamente diferente, aunque su interior dice lo contrario: tanto el motor como el chasis tienen más de una década.

A pesar de esto, es una opción tan razonable como económica. No en vano, su precio (desde 10.420 euros) es de los más competitivos. En cuanto al exterior, el conductor puede elegir qué colores teñirán la carrocería, cuántas puertas quiere (3 o 5) o qué cambio prefiere: el manual frente al automático X-Shift.

El interior del Aygo sigue la norma de este segmento: calidad justa. Eso sí, lo compensa con múltiples opciones de personalización y un espacio interior razonable. Lo que nadie puede negarle es su fiabilidad basada en una mecánica simple: el motor tricilíndrico 1.0 de 69 CV es menos potente que el de sus ‘hermanos’ C1 y 108, pero también es el que tiene un menor consumo homologado (4,1 l/100km).

Kia Picanto

Igual que ocurre con el Hyundai i10 (12.315 euros), el Kia Picanto ofrece una carta de presentación con 3 puntos fuertes: precio asequible (11.630 euros), bajo coste de mantenimiento y un equipamiento razonable con muchas posibilidades. Eso sí, sólo está disponible con una carrocería de 5 puertas.

El Picanto se antoja como una de las mejores opciones del segmento en cuanto a escasez de gastos y problemas. Quizás esta sea su mejor garantía junto al diseño y a su buena habitabilidad interior. En cuanto a la mecánica, Kia ofrece un motor de gasolina de 1 litro y 66 CV además de un 1.2 CVVT con 85 CV. Eso sí, hay que tener en cuenta que la suspensión puede resultar algo blanda y que la caja automática tiene 4 velocidades.

A esto hay que añadir una característica común en Kia que puede acabar siendo un factor diferencial: sus 7 años de garantía. Y es que teniendo en cuenta que el kilometraje límite es de 150.000  y que el uso que se le va a dar es eminentemente urbano, se antoja complicado superar ese número por lo que el coche contará con la protección de la marca.

Seat Mii

Seat no sólo tiene en el Mii un pequeño urbano, también una de las mejores opciones de su segmento ya que atesora toda la tecnología de Volkswagen a cambio de un precio reducido (10.060 euros).

Con 4 plazas y 2 opciones en la carrocería (3 o 5 puertas), el Mii presume de un estilo juvenil y sobrio al mismo tiempo. Su calidad es razonable en cuanto a los ajustes y materiales que, en algunos casos, pueden ser mejorados igual que sucede con las prestaciones y las terminaciones. Eso sí, su maletero es grande para su segmento.

En la parte mecánica, Seat puede mejorar en los desarrollos del cambio, algo largos, pero plantea un coche con buen comportamiento dinámico y un motor pequeño de 60 o 75 CV con una clara orientación al tráfico de la urbe. Esto, evidentemente, le limita a la hora de traspasar los límites de la ciudad, algo que se percibe especialmente con el Mii más pequeño.

Volkswagen Up!

Volkswagen ha conseguido renovar el Up! sin perder su carácter semi lujoso dentro del segmento urbano. Aunque las disparidades estéticas con coches casi idénticos como son el Seat Mii o el Skoda Citigo (9.190 euros) son mínimas, el logo es el encargado de marcar la diferencia… sobre todo en la parte económica.

El Up! se antoja como una opción lógica si se compara precio y equipamiento debido al valor de marca que tiene Volkswagen. Al mismo tiempo, se desmarca gracias a su solidez interior y a su habitabilidad aunque en su contra juegan la calidad de algún material y el precio (12.010 euros).

Disponible con 3 o 5 puertas, tiene un par de puntos a favor aunque con miras más de futuro. Y es que en un hipotético mercado de segunda mano, la insignia de la marca alemana en el capó es una garantía de buena cotización, y, además, tiene disponible una versión eléctrica: e-Up! (28.050 euros).

Fiat 500

Si hay un coche que destaca dentro de este segmento por su carácter especial y su atractiva estética exterior e interior, ese es el Fiat 500. Tiene un aire chic y aspiracional sin dejar de ser un coche accesible (13.450 euros) que, eso sí, sólo ofrece una carrocería de 3 puertas y una opción descapotable (16.250 euros).

Fiat ha equipado el 500 con la gama más amplia de motores del segmento. Entre ellos se pueden encontrar gasolina y diésel incluyendo el laureado TwinAir, un bicilíndrico de 0,9 litros de capacidad y 105 CV de potencia o un diésel 1.3 Multijet de 95 CV sin olvidar el básico gasolina de 69 CV.

La simplicidad de sus acabados no está reñida con el atractivo de su interior. No en vano, está basado en el diseño original de 1957 aunque adaptado a la actualidad. Al hilo de esto surge el principal problema del Fiat 500: como buen coche italiano, prima el diseño y esto hace que se sacrifique el interior con especial incidencia en el maletero.

Smart fortwo

Al pensar en la máxima expresión de un coche urbano puro, la imagen que a muchos se les viene a la cabeza es la del Smart fortwo. Se trata de un vehículo sin competencia efectiva y la mejor opción para aparcar en cualquier lugar.

Este pequeño biplaza de escasa longitud (2,6 metros), ofrece motor y tracción traseros aunque su oferta no termina aquí. Su maniobrabilidad es semejante a la de una moto debido a su pequeño ángulo de giro, algo perfecto para la ciudad. Igual que sucede con el Smart forfour, cuenta con una interesante versión eléctrica, el Smart fortwo electric drive (23.302 euros).

Definido por algunos como un juguete, su estética demoledora, su practicidad real y la diversión que ofrece al volante tenían que tener algún inconveniente. Y este es su precio (12.175 euros), muy elevado si se tiene en cuenta que, al fin y al cabo, es un biplaza con un maletero muy limitado.

Comparar coches urbanos

Sea como sea, elegir un coche no es un proceso sencillo ni rápido. No en vano, la media se sitúa en unos 3 meses y hay muchos factores que se deben tener en cuenta a la hora de dar el paso: desde la financiación hasta el mantenimiento pasando por los costes. Para salir de dudas y escoger el vehículo urbano que mejor se adapte a las necesidades de cada conductor, lo más aconsejable es comparar. Y para ello, la vía más sencilla es el comparador de coches nuevos de Rastreator. La forma más cómoda de encontrar el mejor coche para ti.

Octubre 2017


COMPARAR COCHES DE SEGUNDA MANO

Elena SanzRastreator.com