La recaudación del impuesto de matriculación sube un 7% a pesar de que el 76,8% de los coches no pagaron

16 de febrero de 2017

La Agencia Tributaria ha hecho públicas las cifras procedentes de lo recaudado con el impuesto de matriculación a lo largo de 2016: un total de 327,79 millones de euros por 1,16 millones de vehículos nuevos frente a 1,03 millones de 2015… a pesar de la cancelación de los planes PIVE. Estas cifras traducidas a porcentajes señalan un aumento del 12% en las ventas y del 7% en los ingresos. Y entre esta amalgama de números destaca uno: el 76,8 % de los vehículos no pagaron el citado impuesto porque tenían unas emisiones de CO2 inferiores a 120 gramos por kilómetro recorrido.

Existen cuatro tipos impositivos que van en función de este factor: el 0 % es para coches que emiten menos de 120 gr/km, el 4,75 % corresponde a los que van de 120 gr/km a 160 gr/km, el 9,75 % se aplica a los coches con más de 160 gr/km y menos de 200 gr/km y, finalmente, el 14,75 % está destinado a los de más de 200 gr/km. Sólo hay una excepción y está en Canarias, donde los tramos son del 0 %, del 3,75 %, del 8,75 % y del 13,75 %.

Teniendo en cuenta esto, la Agencia Tributaria ha informado que 898.045 vehículos (el 76,8% del total) no pagaron el impuesto de matriculación en 2016. El tipo del 4,75% se aplicó a 224.917 coches (19,26%), que generaron una recaudación de 215,75 millones con una media de 959 euros por unidad. Con los vehículos situados en el tercer tramo se ingresaron 64,88 millones (19,8 %) gracias los 2.328 euros de media que tuvieron que pagar 27.877 coches. Finalmente, los 17.108 que están incluidos en el tipo más alto generaron unos ingresos de 47,15 millones de euros (14,39%) con una media de 2.576 euros.

Diferencias entre gasolina y diésel

Desglosando las cifras en función del tipo de combustible, 126 millones de los 327 recaudados corresponden a los 455.778 coches de gasolina que se matricularon en 2016 frente a los 201 millones procedentes de los 712.169 diésel. Y es que del nuevo parque automovilístico, el 39,02% son vehículos de gasolina frente al 60,98% de diésel, mostrando la pérdida de peso de los segundos sobre el conjunto.

Además, aquellas personas que compraron un coche nuevo pagaron una media de 281 euros de impuesto de matriculación: en el caso de la gasolina, el importe fue de 278 euros y en el del diésel, 282.


COMPARAR COCHES DE SEGUNDA MANO

Elena SanzRastreator.com