La Comisión Europea endurece los límites máximos de emisiones de CO2

13 de noviembre de 2017

La Comisión Europea ha dado un nuevo paso hacia la preservación del medio ambiente en lo que a materia automovilística se refiere. Por ello, ha decidido endurecer aún más los límites máximos de emisiones de CO2. Se trata de una medida que busca cumplir con los objetivos mundiales de luchar contra los daños de los gases de efecto invernadero para reducir las emisiones un 40% antes del año 2030.

En el calendario de Europa, la primera fecha que aparece marcada es la de 2025. Un año en el que la industria automovilística tendrá que haber reducido las emisiones, como mínimo, un 15%; o lo que es lo mismo: 80 g/km de CO2. En 2030 esta barrera será más baja: un 30% menos situándose en 66,5 g/km. Teniendo en cuenta esto, las marcas que no cumplan los límites serán castigadas con sanciones económicas de 95 euros por cada gramo de CO2 que sobrepase cada uno de los coches.

Una apuesta por los coches más respetuosos

Al hilo de esto, la Comisión Europea tiene previsto destinar una partida de 800 millones de euros para instalar más estaciones de puntos de recarga para los coches eléctricos. Por otro lado, 200 millones irán a parar al campo de la investigación para que los fabricantes perfeccionen las baterías. La finalidad de estas medidas es doble: conseguir leyes más adaptadas y fomentar el uso de coches cuyas emisiones sean bajas o inexistentes.


COMPARAR COCHES DE SEGUNDA MANO

Elena SanzRastreator.com