La DGT instala bandas sonoras centrales para reducir la siniestralidad

30 de enero de 2017

El proyecto piloto de la Dirección General de Tráfico (DGT) de instalación de guías sonoras en el eje central de aquellas vías convencionales peligrosas ya está en marcha. El primer tramo en el que se han colocado se encuentra en la A-375 y corresponde al intervalo entre Utrera (Sevilla) y Puerto Serrano (Cádiz). A partir de ahora, la medida se aplicará a los 3.000 kilómetros calificados como especialmente peligrosos con el objetivo de evitar accidentes por colisión y salidas de la vía.

El Ministerio de Interior, Juan Ignacio Zoido, destacó que el número de personas que pierden la vida en accidentes en España está por debajo de la media europea (38 por cada millón de habitantes frente a los 52 de Europa), pero, al mismo tiempo, ha recordado que en 2016 la cifra de fallecidos ha subido por primera vez en 13 años. Por ello, se han puesto una serie de medidas entre las que se encuentra la instalación de guías sonoras en la parte central de las carreteras más peligrosas de la geografía española.

La novedad: en el centro de la vía

Este movimiento de la DGT sigue la hoja de ruta marcada en la estrategia Seguridad Vial 2011-2020 (acción 6.2.8) para mejorar las carreteras convencionales a través de su diseño. La medida, en particular, consiste en una serie de bandas sonoras hechas con resaltes negativos mediante fresado que separan ambos carriles en el sentido de la marcha. Además, se ha aplicado un ancho de huella de 20 centímetros y 1,2 centímetros de profundidad. La novedad, precisamente, reside en su ubicación en la parte central de la carretera ya que hasta el momento eran habituales en los laterales.

El objetivo no es otro que evitar salidas de la carretera o colisiones frontales por desplazamiento involuntario al carril contrario. La medida se instalará en colaboración con los titulares de las vías en los 3.000 kilómetros de tramos que la DGT ha identificado como especialmente peligrosos. Distintos estudios han determinado que esta medida reduce un 29% los accidentes por colisión frontal y un 67% los producidos por salidas de la vía en carreteras convencionales.

Andalucía, la primera

El tramo de la A-375 que une Utrera (Sevilla) y Puerto Serrano (Cádiz) es la primera carretera en la que se ha instalado esta medida de seguridad. Se trata de uno de los 300 tramos de vías convencionales más peligrosos debido a los excesos de velocidad y a la alta siniestralidad. No en vano, esta vía (de 45 kilómetros de distancia) cuenta con una circulación diaria de 2.300 vehículos y, en los últimos 6 años, ha registrado 148 accidentes mortales con 13 personas fallecidas. Los siguientes escenarios de actuación serán Madrid, Murcia y Castilla y León.


COMPARAR COCHES DE SEGUNDA MANO

Elena SanzRastreator.com