Reino Unido prohibirá la venta de coches de gasolina y diésel en 2040

1 de agosto de 2017

Reino Unido va a recorrer el mismo camino que Francia, al menos en lo que al sector de la automoción respecta: a partir de 2040, la venta de coches de gasolina y diésel estará prohibida. No son los únicos ejemplos que hay en el Viejo Continente ya que Noruega planea adoptar la misma medida, eso sí, mucho antes: en 2025.

La información que maneja el Gobierno de Reino Unido arroja cifras que el país no ha podido ignorar. Según sus datos, la contaminación atmosférica es la causante de 40.000 muertes prematuras anuales; de ellas, 23.000 son en Inglaterra y 10.000 en Londres. A esto hay que añadir que 37 ciudades superan rebasan los límites comunitarios de polución.

Con el objetivo de acelerar al máximo esta transición, Reino Unido ha diseñado un programa de ayudas de 3.000 millones de libras. Desgranando este plan, se observa que 1.000 millones se invertirán en ayudas directas en la compra de automóviles menos contaminantes. La mejora de las infraestructuras para cargar coches eléctricos recibirá 100 millones de libras y, además, las estaciones de servicio estarán obligadas a tener puntos de recarga.

Incentivo para la industria

Esta iniciativa podría tener otra consecuencia positiva ya que daría un empujón a los coches eléctricos. Reino Unido es, junto a Francia y Alemania, uno de los principales mercados para los fabricantes de este tipo de vehículos, pero no terminan de despegar. Y es que aunque las ventas de híbridos y eléctricos han crecido un 30% en el primer semestre de 2017, sólo representan el 5% de las matriculaciones de los coches nuevos.


COMPARAR COCHES DE SEGUNDA MANO

Elena SanzRastreator.com