El 19% de las sillas infantiles suspende en calidad

23 de mayo de 2017

Un informe europeo, en el que ha participado el Real Automóvil Club de España (RACE) entre otros clubes automovilísticos y asociaciones de consumidores europeos, ha desvelado que 8 sillas infantiles (el 19% del mercado) no han superado las exigencias mínimas de calidad. Una conclusión a la que han llegado después de analizar la seguridad de 42 modelos que, actualmente, están a la venta. Y es que respecto a 2016, se han analizado un 33% más de sistemas de retención infantil.

Para llevar a cabo el estudio han tenido en cuenta las pruebas a las que son sometidos estos asientos de seguridad. La exigencia ha ido creciendo y a la normativa ECE R129 (i-Size) se han unido las nuevas condiciones impuestas por la EuroNCAP para superar estos test. Las sillas son sometidas impactos frontales y laterales y, además, se analiza el manejo y la instalación en el habitáculo del coche con especial incidencia en los posibles fallos que puede presentar su colocación con seguridad. Así mismo, se estudia la ergonomía, la comodidad para el niño y la existencia de sustancias peligrosas en los tejidos.

Partiendo de esta base, se han analizado 42 modelos de los que 8 no han recibido el visto bueno. Concretamente, 3 de ellos han tenido una evaluación ‘insatisfactoria’ y la de otros 5 ha sido ‘muy insatisfactoria’. De estos, 2 no han superado la prueba por fallar en detección de sustancias peligrosas. Por otro lado, hay 24 modelos que sí han aprobado los test de manera ‘satisfactoria’ mientras que 10 han obtenido un ‘aceptable’. Además, el informe destaca que ninguna silla ha recibido el máximo reconocimiento, que es el de ‘muy satisfactorio’.

Presencia de sustancias tóxicas

Atendiendo a la homologación marcada por la normativa ECE R-129 (i-Size), de los 42 sistemas de retención infantil sólo 13 gozan de ella y de ellos, sólo 1 no presentaba los niveles de calidad exigidos. Esta excepción se ha dado por la presencia de sustancias tóxicas en los tejidos, no por niveles de seguridad en las pruebas de impacto.

Conviene recordar que las sillitas comercializadas bajo i-Size no llevan a cabo su clasificación en función de grupos (grupo 0+, I, etc.) al medir el rango según la altura. A esto hay que añadir que sus indicaciones recomiendan que hasta los 15 meses (1 año y 3 meses), los niños tienen que ir colocados en dirección contraria a la marcha. Esta nueva homologación no afecta a las sillas ECE-R44 porque, de momento, no está previsto retirar los sistemas de retención de esta normativa.


COMPARAR COCHES DE SEGUNDA MANO

Elena SanzRastreator.com