¿Cómo tributan los depósitos bancarios?

Abril de 2015

  • Los depósitos bancarios son uno de los productos financieros más contratados.
  • Se les aplica la misma fiscalidad que a las cuentas de ahorro o los dividendos de las acciones.

Los depósitos bancarios son uno de los productos financieros que mejor conocen los consumidores y una de las alternativas de ahorro por las que se decantan con más facilidad. Son sencillos y seguros y existe una gran oferta en el mercado.

Los depósitos no son el producto de inversión más rentable que  hay en el mercado, pero el beneficio no sólo está en el TAE, sino también en la variación de inflación durante el tiempo en que el dinero está retenido por el banco y, sobre todo, en la tributación que se aplique a los beneficios obtenidos.

Además, tanto los tipos como los tramos de cotización han cambiado este año y van a volver a hacerlo el que viene. Por eso, antes de decidirse por este producto de ahorro, es fundamental que el usuario tenga claro cuánto dinero del total obtenido tiene que acabar en las arcas de Hacienda.

La base de ahorro

Los depósitos bancarios son un producto de ahorro e inversión y así son vistos por Hacienda. De esta manera, la rentabilidad obtenida se suma al resto de las ganancias que haya tenido cada contribuyente entre este tipo productos a lo largo del año y constituye la base imponible del ahorro.

En ésta, se suman también el rendimiento de las cuentas de ahorro, los dividendos de las acciones y cualquier otro rendimiento de capital mobiliario. A la cantidad resultante hay que restar las deducciones que se puedan aplicar. Una vez que se ha calculado esta cantidad es el momento de aplicar los tramos impositivos que estipula Hacienda.

Los tramos

La tributación de la base imposible al ahorro es proporcional a las ganancias totales percibidas dividiéndose en tramos de cotización. Cada uno de ellos es más elevado que el anterior. Sobre cada tramo de ingresos hay que aplicar distintos tipos.

Hasta el año 2014, a los primeros 6.000 euros de la base imponible del ahorro se le aplicaba una tributación del 21%. Al rendimiento comprendido entre los 6.001 euros y los 24.000 un tipo del 25%, mientras que a todo lo que supere los 24.001 euros se le deducía un 27%.

Retenciones

Independientemente del tipo que tenga que abonarse finalmente, las entidades bancarias retienen un 21% de los rendimientos de los depósitos. Si el monto de la base imponible superara los 6.000 euros, el contribuyente tendría que abonar el resto en la declaración de la Renta del año siguiente.

Tarifa aplicable a la base de ahorro Año 2014
Menos de 6.000 euros 21%
De 6.000 a 24.000 euros 25%
Más de 24.000 euros 27%

Los cambios de 2015 y 2016

No obstante, estos tramos y cotizaciones cambian este año 2015 y, lo harán de nuevo en 2016, con lo que los tramos que habrá que aplicar en las declaraciones de la Renta de años posteriores serán otros.

Los beneficios obtenidos con los depósitos bancarios siguen sumándose a la base imponible del ahorro, pero los tramos de cotización cambian, y los porcentajes que se aplican bajan. Son medidas de estímulo al ahorro que pretenden que los contribuyentes tengan que pagar menos impuestos por este concepto.

El tramo más bajo permanece en un máximo de 6.000 euros, pero la tributación baja del 21% al 20% en 2015, y al 19% en 2016. El tramo intermedio, que antes llegaba solo hasta los 24.000 euros, se amplía hasta los 50.000. Su tributación baja también, del 25% al 22% este año, y se quedará en el 21% el año que viene. El superior, que ahora arranca en los 50.001 euros, pasa a pagar este año un 24%, y bajará en 2016 hasta el 23%.

Contratar un depósito bancario

Los depósitos bancarios son un producto interesante para ahorradores conservadores, que prefieran un interés definido desde el principio. Su fiscalidad es sencilla y se puede saber desde el momento de contratarlo cuánto dinero se va a obtener.

No obstante, existe una gran variedad de oferta de depósitos bancarios. Cada entidad ofrece productos de diferente interés y duración, con lo que cada usuario puede acceder al que más le convenga en función de sus necesidades.

Para encontrarlo, una buena opción es utilizar el comparador de depósitos bancarios a plazo de Rastreator.com. Con él se puede encontrar el producto más adecuado para la cantidad y el plazo que se necesite.


COMPARAR DEPÓSITOS BANCARIOS

Javier BarrosoRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Depósitos Bancarios