Novedades Renta 2015

Abril de 2016

  • La campaña de la Renta 2015 trae varias novedades en tipos y deducciones
  • Desaparece la deducción estatal del IRPF para alquilar vivienda
  • Hacienda quiere premiar el ahorro bajando los tipos

 

Fiel a su cita, llega la declaración de la Renta, correspondiente a los ingresos y gastos que se tuvieron el año pasado: 2015. La mayor parte de los contribuyentes se enfrentan cada año a este trámite sin muchas incertidumbres, pero con cada nueva convocatoria se producen algunas novedades, que conviene tener en cuenta a la hora de hacer la declaración.

Este año los cambios vienen con la desaparición de desgravaciones, especialmente en el tramo nacional del IRPF, pero también hay novedades en la forma de presentar la declaración y autentificarse en el sistema.

Tipos del ahorro

Una de las novedades fiscales más importante de este año ha sido la reducción de los tipos impositivos al ahorro, que han descendido con respecto al año anterior. Para la campaña de la Renta del año que viene, el Gobierno decidió disminuir un punto los diferentes tramos, que se situaban entre el 20% y el 24%, dependiendo de los beneficios que se hubieran obtenido, hasta dejarlos entre el 19% y el 23%.

No obstante, el ejecutivo decidió adelantar un poco esta bajada, estableciendo unos tipos temporales para este año a caballo entre ambos. De esta manera, para la campaña de la Renta 2015, los tipos impositivos al ahorro se quedan en el 19,5% para los primeros 6.000 euros de beneficio, un 21,5% entre los 6.001 y los 50.000€, y del 23,5% para lo que exceda esta cantidad.

Dividendos

Los dividendos de las acciones cambian este año su forma de tributación. Los inversores tienen que pagar impuestos ahora por el 100% de las ganancias (hasta el año pasado los primeros 1.500 euros estaban exentos).

De esta manera, todo lo obtenido por este método tendrá que tributar como el resto de los productos de ahorro, entre el 19,5% y el 23%, dependiendo de la cantidad que se haya obtenido.

Ganancias y pérdidas patrimoniales

Una ventaja que introduce esta campaña de la Renta es la posibilidad de compensar las pérdidas con las ganancias y no tributar por el total de las segundas. En las inversiones de capital, en acciones, fondos o cualquier otro producto financiero, en ocasiones se pierde dinero.

Hasta el año pasado, ganancias y pérdidas eran compartimentos cerrados. Desde esta campaña, se puede hacer un cómputo entre ganancias y pérdidas, para que en el caso de que hubiera beneficios se tributen sólo por el resultado neto de éstos.

Capital semilla (inversión en emprendimiento)

Otra de las novedades de este año tiene como objetivo ayudar a los emprendedores y a los inversionistas que confían en ellos. Para ello, permite desgravar del IRPF parte de las cantidades que se hayan utilizado como capital semilla para fundar una empresa.

En concreto, se permite una deducción del 20% del capital invertido con una base máxima de 50.000 euros, siempre que la participación en la empresa no supere el 40% de su capital social y que ésta no tenga unos fondos propios de más de 400.000 euros. Estos máximos están, además, sujetos a la unidad familiar, es decir, que no se permite (si se quiere la deducción) trocear la sociedad entre familiares para poder acceder a la desgravación. Por eso, los máximos se aplican no solo al inversor, sino también a sus familiares hasta segundo grado.

Ahorro a largo plazo y planes de pensiones

Otra novedad que se ve por primera vez en esta campaña de la Renta 2015 es la bonificación por ahorro a largo plazo. Los nuevos planes de ahorro de este tipo permiten, cumpliendo una serie de requisitos, no tener que tributar por las ganancias de capital que generen.

Eso sí, los planes están pensados para favorecer al pequeño ahorrador, y por eso establecen unos límites. Por una parte no se pueden aportar más de 5.000 euros al año y no se puede contratar más de uno de estos productos. Además, los beneficios no están libres de impuestos hasta que no pasen 5 años.

Planes de pensiones

Los planes de pensiones son otro de los productos financieros que se ven afectados por algún cambio en esta campaña de la Renta. Tradicionalmente han sido uno de los modos más populares de reducir la factura con Hacienda. Y es que el fisco valora muy positivamente este tipo de ahorro a largo plazo, por lo que se permite desgravar del IRPF parte de las aportaciones que se hagan a los planes de pensiones.

No obstante, esta desgravación no es infinita, sino que tiene un límite, o bien el 30% de los rendimientos netos del trabajo o una cantidad fija, que hasta el año pasado se situaba en los 10.000 euros y, a partir de esta campaña se reduce hasta los 8.000.

Alquileres

La fiscalidad de los alquileres también se va afectada por algunos cambios este año. Hasta el año pasado, Hacienda permitía deducirse un 10.5% de las cantidades satisfechas en concepto de alquiler en caso de que se cumpliesen algunas condiciones, una posibilidad que ha desaparecido este año.

No obstante, la agencia tributaria va a permitir mantener la deducción a los contribuyentes que cumplan 3 condiciones: que su contrato de alquiler esté firmado antes del 1 de enero de 2015, que ya hubieran accedido a esta deducción con anterioridad, y que su base imponible sea inferior a los 24.107,20 euros.

El fin de la deducción para el alquiler solo afecta al tramo nacional del IRPF. Algunas Comunidades Autónomas tienen sus propias deducciones para estos casos, que pueden llegar hasta el 20% de las cantidades satisfechas a lo largo del año.

Mínimos de contribución

Este año también cambian los mínimos de contribución, la cantidad de dinero que Haciendo considera que no puede gravarse con impuestos dado que son necesarias para cubrir las necesidades básicas. El de carácter general queda fijado en los 5.500 euros, casi 400 más que el año anterior.

Este mínimo se puede incrementar por cada hijo que se tenga, siempre que sean menores de 25 años y no tengan rentas anuales superiores a los 8.000 euros. En este caso, el mínimo aumenta en 2.400 euros por el primer hijo, 2.700 por el segundo, 4.000 por el tercero y 4.500 por el cuarto y siguientes.

Mayores de 65 y 75

Los mayores también han visto cambiar sus mínimos especiales para potenciar el ahorro. En su caso, el mínimo exento sube hasta los 6.700 euros al año en el caso de los mayores de 65, unos 600 euros más que el año pasado. Para los que tiene 10 años más, el mínimo pasa a ser de 8.100 euros, más de 1.400 euros más que antes de la reforma.

Comparar productos financieros

Los cambios fiscales pueden hacer que se tenga más interés en algunos productos financieros, pero las condiciones de todos éstos no son en absoluto parecidas. El mercado bancario y de crédito es muy amplio y hay productos para todo tipo de necesidades y bolsillos.

Con el comparador de productos financieros de Rastreator.com podrá encontrar préstamos personales, hipotecas o depósitos bancarios de manera rápida y sencilla y que se adaptan a las necesidades de cada usuario.


COMPARAR HIPOTECAS, DEPÓSITOS Y PRÉSTAMOS

Javier BarrosoRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Finanzas