Aseguradoras, ¿directas o tradicionales?

En la actualidad existe en España un gran número de aseguradoras que inundan el mercado con sus promociones y ofertas. Dentro de éstas es posible distinguir distintas clases por su constitución jurídica y por los ramos en los que operan. Pero existen 2 tipos fundamentales que las engloban:

  • Aseguradoras tradicionales
  • Aseguradoras de seguro directo

Su propósito principal es el mismo, proporcionar a sus clientes los seguros más adecuados y con las mejores garantías dependiendo de los riesgos que deseen cubrir. Que una compañía sea tradicional o de seguro directo no determina el tipo de pólizas que ofrece, el objeto que cubre o la calidad de las coberturas, la diferencia radica en la relación entre aseguradora y asegurado.

Venta de seguros

Tradicionalmente los seguros se distribuían a través de mediadores, ya fueran agentes de la propia compañía, o corredores independientes. La inmersión de la banca en el sector asegurador ha hecho que durante los últimos años la venta tradicional tenga que luchar con lo que se conoce como banca-seguros, es decir, con las pólizas que te venden los bancos directamente. Pero también comienza a ganar fuerza el canal de comercialización directo, el que previsiblemente tiene un mayor crecimiento potencial.

Aseguradoras tradicionales

Se denomina aseguradora tradicional a aquella compañía que tiene desarrollada una estructura de oficinas y agentes repartidos por toda la geografía y donde puedes acudir para solicitar información o suscribir tus pólizas. Su negocio se basa precisamente en esa red, ya que a través de ella ofrece un trato personalizado basado en su experiencia y reputación. El hecho de que una aseguradora ponga a disposición de sus clientes oficinas, agencias o mediadores especializados hace que sus servicios se perciban como cercanos.

Este tipo de empresas de seguros son las que llevan más tiempo operando. Gracias a esa larga implantación en el mercado han logrado un incentivo de confianza en los usuarios que hace que un gran número de ellos las elijan y que en muchos casos permanezcan con ellas durante muchos años. Un ejemplo de aseguradoras tradicionales con las que puedes contratar tus seguros son Generali, Mapfre o Reale, entre otras.

Aseguradoras de venta directa

La aparición de internet en la comercialización de seguros ha hecho que el cliente viva una transformación cultural y comience a contratar por internet. Por eso nacieron las que se conocen como aseguradoras de seguro directo, entidades que utilizan un modelo de desarrollo basado en el trato directo con el cliente pero sin la intervención de mediadores.

Todas las relaciones entre compañía y usuario se realizan a través del teléfono, internet o cualquier otro medio de comunicación a distancia que elimina la necesidad de acudir a una oficina o reunirse presencialmente con un asesor. Este tipo de aseguradoras aprovechan la rapidez y la inmediatez que ofrecen las nuevas tecnologías para evitar que te tengas que desplazar cuando requieras algo de tu aseguradora. Esta relación a distancia no sólo se produce en el momento de la consulta o contratación, también para la realización de cualquier gestión de tu seguro.

Entre las aseguradoras más conocidas de seguro directo se encuentran Balumba, Direct, Fénix Directo, Génesis, Línea Directa, Néctar, Nuez Seguros o Verti .

Comparar coberturas y precios

Las aseguradoras de venta directa son un canal pensado para aquellos que no requieren de un asesoramiento adicional. Si eres un usuario que compara, busca precios y coteja coberturas sin necesidad de que un mediador de seguros interceda en la contratación de tu seguro puedes encontrar buenas ofertas en las aseguradoras directas. Esta venta de pólizas ha experimentado un importante desarrollo en los últimos años hasta convertirse en uno de los actores fundamentales en el mercado asegurador español.

¿Contratar aseguradora tradicional o directa?

Como decimos, ambos tipos de aseguradoras te ofrecen las mismas garantías y la diferencia se encuentra en el proceso de contratación y resolución de incidencias. Cada persona tiene necesidades distintas, y por lo tanto la preferencia por uno de estos 2 canales reside directamente en el propio asegurado. La decisión es tuya.

Para suscribir un seguro con una compañía tradicional es necesario que te desplaces a una de sus oficinas, donde una persona especializada te acompañará durante toda la contratación, un trato personal que para muchos es su gran ventaja. Sin embargo, la desventaja es que sus primas suelen ser más elevadas que las de venta directa porque tienen más costes, y también porque, generalmente, incluyen más coberturas básicas en sus pólizas en lugar de que seas tú el que tenga que decidir qué quieres y qué no.

Por su parte, las compañías de seguro directo tramitan sus seguros a través del teléfono o de internet. Debido a esta estructura interna pueden prescindir de los intermediarios y por lo tanto ahorrarse esos costes. Por eso pueden ofrecerte precios más ajustados en sus pólizas, siendo la posibilidad de encontrar un seguro barato uno de los principales incentivos que te pueden otorgar estas compañías.

Esta relación con la aseguradora desde cualquier sitio y a cualquier hora es concebida como una de sus ventajas, sin embargo, para muchos también es una desventaja. Por otro lado, que todo se realice tecnológicamente hace que no tengas una persona de confianza a la que acudir, ya que además estas aseguradoras no cuentan con oficinas a las que poder dirigirse en caso de necesitarlo.

La respuesta a aseguradora directa o tradicional depende de cada persona. Donde unos ven ventajas otros pueden ver todo lo contrario, y mientras unos no requieren de la presencia física de un asesor otros sí la necesitan. Ambas formas de suscribir un seguro son válidas y correctas, busques el seguro que busques puedes contratarlo en oficinas o a través del teléfono o internet. Además, las aseguradoras tradicionales asemejan cada vez más su comportamiento a las directas, ya que comienzan a centralizar sus servicios y a operar por teléfono e internet. Si además quieres comparar las coberturas y los precios que te ofrece cada compañía Rastreator.com te lo pone fácil y te permite calcular tu seguro de Coche, Moto u Hogar, entre otros, de una manera fácil y rápida.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Rastreator