Hipoteca para segunda vivienda

  • Los requisitos para obtener una hipoteca para una segunda vivienda son más estrictos que para conseguir una destinada a financiar la primera residencia
  • La hipoteca para segunda vivienda suele financiar entre el 60 y el 70% de su valor
  • El banco asume mayor riesgo al conceder hipotecas destinadas a la compra de una vivienda no habitual

Más del 20% de los españoles cuenta con una segunda vivienda, según un estudio de RE/MAX Europa, red internacional en venta de franquicias inmobiliarias. No obstante, tener una segunda casa en propiedad no es barato, sino que supone un gasto bastante elevado. De hecho, según un análisis realizado recientemente por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), mantener una segunda vivienda en la costa española cuesta de media 1.791 euros anuales.

Además de los gastos de mantenimiento, una segunda residencia supone, en la gran mayoría de los casos, pedir al banco una segunda hipoteca para financiar su compra. Estas hipotecas suelen contar con unos requisitos y condiciones bastante estrictas, algo se debe en gran parte por ser un inmueble no destinado a la vivienda habitual.

 

Mayor riesgo, requisitos más estrictos

No es una novedad que para que una entidad conceda una hipoteca es necesario reunir una serie de requisitos y cumplir con unas condiciones que, en muchos casos, no están al alcance de todo el mundo. Estos requisitos son mucho más estrictos si la vivienda que se va a adquirir no tiene como objetivo ser el hogar principal del hipotecado o de su familia, sino que sus fines son vacacionales o de segunda residencia. Esto se debe en primer lugar a que el cliente tiene más riesgo de dejar de pagar dado que al no tratarse de su hogar principal, no constituye una necesidad para él. Por ello, en caso de que fuera necesario, prescindirá de pagar la hipoteca de su casa en la playa antes que la de su vivienda habitual, por ejemplo. Por otro lado, en caso de que el banco tenga que quedarse con la vivienda del hipotecado, la dificultad para venderla será superior si se trata de una segunda vivienda que si fuera una principal.

Menos importe financiado

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de comprar una segunda vivienda es que la financiación que proporcionará el banco será inferior que la que otorgaría en caso de tratarse de una vivienda principal. Actualmente, la financiación que la mayoría de entidades proporcionan en caso de la primera vivienda es correspondiente al 80% del valor de tasación de la vivienda. En el caso de la segunda, lo más habitual es que la financiación se sitúe entre el 60 y el 70% del valor de la vivienda.

Ahorros mayores

Que el banco preste menor cantidad de dinero al cliente significa que éste debe contar con más dinero ahorrado para poder contratar la hipoteca. En el caso de la segunda vivienda, es imprescindible que el posible comprador cuente con unos ahorros suficientes para asumir entre el 30 y el 40% del valor de la vivienda, que será la cantidad que tendrá que abonar al banco en concepto de “entrada”.

Ingresos altos y estables

Así como las entidades suelen exigir unos ahorros mayores para adquirir una segunda vivienda, el cliente también deberá tener unos ingresos estables y elevados para que el banco acceda a prestarle el dinero. Si en el caso de la primera vivienda, los ingresos mensuales suelen rondar los 2.000 euros, para la segunda este importe tendrá que ser alrededor de 500 o 1.000 euros superior. Por otro lado, la entidad prestataria también exigirá al cliente que aporte garantías como tener un trabajo indefinido en el que pueda demostrar cierta estabilidad y antigüedad. Además, otros de los requisitos imprescindibles son estar al corriente de los pagos y facturas, no tener un nivel de endeudamiento muy elevado o no figurar en ningún fichero de morosos, tal y como sucede cuando se solicita cualquier hipoteca.

Encontrar la mejor hipoteca

Además de imponer elevados requisitos, las entidades suelen guardarse las espaldas ante un riesgo importante con tipos de interés altos en sus hipotecas, ya sean a tipo fijo, variable, o mixtas.  Es por ello que para encontrar la más conveniente para cada persona es necesario comparar diferentes productos y entidades. En el comparador de Hipotecas de Rastreator.com es posible encontrar la que mejores condiciones ofrece para cada persona y producto, ya que ofrece precios basándose no sólo en el tipo de interés, sino también en el resto de condiciones que pueden hacer que un préstamo hipotecario se encarezca.

Diciembre de 2016


COMPARAR HIPOTECAS

Cynthia RosellRastreator.com