El parlamento aprueba la normativa que regula la contratación de hipotecas

11 de diciembre de 2013

Los compradores de una vivienda recibirán más información sobre los costes y las posibles consecuencias de contratar una hipoteca, según la nueva directiva que fue aprobada ayer en el Parlamento Europeo. Según el texto, los estados miembros no podrán oponerse a la dación en pago cuando sea acordada entre las partes, se exigirá una “tolerancia razonable” antes de proceder a los desahucios y se limitarán los cargos por impago.

Aprobación de la normativa sobre hipotecas

La votación ha sido respaldada por cerca de 600 votos a favor y sólo 31 en contra, con lo que se convierte en la primera legislación europea en el ámbito hipotecario. A partir de ahora los miembros de la Unión Europea tendrán un plazo de 2 años para transponer esta directiva a sus respectivas legislaciones nacionales. Las reglas se adaptarán a los distintos mercados hipotecarios, sin embargo, la información al consumidor tendrá que tener un formato homogéneo en todo el territorio europeo.

La normativa se aplicará a los contratos de crédito garantizados por una hipoteca u otra garantía comparable, así como para los contratos que tengan como finalidad adquirir o conservar derechos de propiedad sobre fincas o edificios.

Normativa de hipotecas

Con la adopción de esta normativa, los países de la UE deberán facilitar el pago protegiendo a los consumidores y evitando el sobreendeudamiento a largo plazo. Por ello, para frenar los préstamos irresponsables, las entidades vendedoras de hipotecas deberán reforzar los criterios de evaluación de la solvencia del comprador, para así frenar la concesión de las mismas a personas que no tienen capacidad de pagarlas. Por su parte, las empresas vendedoras deberán estar autorizadas, registradas y supervisadas por autoridades nacionales para garantizar que cumplen con los requisitos profesionales.

La nueva legislación introduce, también, nuevas reglas de flexibilidad en el pago que otorgan al prestatario un derecho para pagar el préstamo antes de tiempo. Al mismo tiempo, el banco tendrá derecho a recibir una compensación por los costes del reembolso anticipado, pero no tendrá permitido imponer multas adicionales que desincentiven esa amortización.

Una semana de reflexión

El consumidor tendrá un periodo obligatorio de reflexión de 7 días antes de firmar el contrato hipotecario, o tras hacerlo para retractarse, según decida cada país. Antes de la firma el ciudadano recibirá información general que detalle de forma clara y comprensible el coste total y las consecuencias financieras a largo plazo. Y también deberán recibir información personalizada para poder comparar entre los créditos disponibles en el mercado para poder tomar la decisión más acertada.

Seguro e hipoteca

Los bancos no podrán hacer ofertas de crédito que estén condicionadas a la compra de seguros u otros productos financieros independientes. De este modo los consumidores podrán cambiar de proveedor con más facilidad, y si deciden contratar productos como una póliza de seguros fuera de la entidad deben tener el mismo nivel de garantía que exige la entidad para conceder el préstamo.


COMPARAR HIPOTECAS

Rastreator Rastreator.com