Cómo conseguir un préstamo estando en ASNEF

  • En las listas figuran las personas que tienen deudas con alguna empresa o entidad bancaria
  • Existen empresas financieras que pueden conceder préstamos, créditos y microcréditos
  • Este tipo de productos tendrán unos requisitos especiales

La palabra riesgo es una de las que más se repiten cuando alguien tiene que pedir un préstamo para comprar una vivienda, un coche o para cubrir cualquier necesidad. No en vano, la concesión de esta financiación tiene cierto peligro que asume la entidad financiera y por ello, lo valorará y le pondrá un precio. Es en ese estudio donde el banco investigará toda la información relativa al cliente con el objetivo de saber si es una figura apta para recibir un préstamo. Y muchas veces, hay un punto de inflexión que marca el devenir de esta financiación: formar parte de una lista de morosos. Si una persona está incluida en una ellas, será difícil que le concedan esta ayuda… pero no imposible.

Los tipos de interés son el precio que el banco pone al peligro que asume. Por ello, los que cobran por una tarjeta pueden ser más altos que los de un préstamo personal y los de éste suelen ser más caros que los de una hipoteca. Estas diferencias tienen una base: la evaluación del riesgo de impago de estos productos financieros.

Y es que hay muchos más casos en usuarios de tarjetas de crédito que en aquellos que tienen una hipoteca. Además, a esto hay que añadir que hay menos garantías porque la entidad no tiene, por ejemplo, un inmueble que puede ejecutar si no logra cobrar. Al hilo de esto, el sistema financiero ha diseñado algunas herramientas para evaluar este riesgo y frenar los impagos. Una de ellas son las listas de morosos que no implican señalar de por vida a un usuario para que no le concedan ayuda alguna.

¿Qué es ASNEF?

Son las siglas correspondientes a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. O lo que es lo mismo: la lista de morosos más importante de España. En ella está registrada la información relacionada con los impagos de sus socios que van desde entidades bancarias y financieras hasta compañías de gas pasando por teléfono, luz o aseguradoras. Eso sí, no es la única que existe. Junto a ella se encuentra RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas) y CIRBE (Central de Información de Riesgos), esta última perteneciente al Banco de España.

Las tres suponen una fuente de información consultada por la gran mayoría de entidades financieras y bancarias antes de aprobar un préstamo o crédito. Y es que en estas listas figuran aquellas personas que tienen deudas con alguna empresa o entidad bancaria. Éstas, por su parte, deben informar al individuo de que ha sido incluido en un plazo de 30 días. Eso sí, este proceso no es inmediato: según la Agencia Española de Protección de Datos, para que una persona entre a formar parte de alguna de estas listas por no haber pagado una factura deben pasar, como mínimo, 4 meses.

¿Cómo saber si estás en ASNEF?

En el caso de que existan dudas, cualquier personar puede comprobar si forma parte de alguna lista de morosos. Muchos optan por preguntar a su entidad bancaria para que sea ella la que consulte los datos y se los facilite a su cliente, pero también pueden contactar directamente con cualquiera de las citadas entidades por teléfono, en persona, etc. En el caso de ASNEF, son dos las vías:

  • Su página web
  • Sus modalidades de contacto: teléfono, fax, correo electrónico o correo postal.

Cómo pedir un préstamo

Hay algo inevitable: en el momento en el que una empresa que está asociada a ASNEF incluye los datos de una persona en este fichero debido a un impago, los bancos le cierran todas sus puertas. Es su estrategia para minimizar las posibilidades de sufrir impagos en las cuotas de devolución de los préstamos concedidos. Sobre el tejado del moroso, por su parte, cae el temor a no recibir préstamos mientras sus datos sigan en el fichero.

Para borrarlos, el usuario tiene dos opciones: oponerse a su publicación con motivos reales o pagar. Cuando ninguna es viable porque no existen causas para objetar o por falta de liquidez, existen otras posibilidades de obtener un préstamo. No en vano, es un producto que no está limitado exclusivamente a los bancos. Existen otras empresas de carácter financiero en las que se puede solicitar un crédito o un microcrédito estando en ASNEF. Eso sí, hay algunas exigencias que deben cumplirse.

Condiciones del préstamo

Teniendo en cuenta que si una persona está en ASNEF es porque en su haber hay antecedentes que le señalan negativamente a la hora de responder ante sus obligaciones de pago, las empresas que accedan a concederle un préstamo pondrán sobre una serie de requisitos un tanto especiales:

  • Cuantías bajas: si en algún caso las cantidades son más altas, llevarán incorporado algún tipo de garantía como un aval inmobiliario, de vehículo, bancario, etc.
  • Plazo de devolución en una sola cuota y a corto plazo: si la suma es mayor de lo habitual, se puede negociar una devolución en cuotas que no se extiendan demasiado en el tiempo.
  • Los intereses y las cláusulas: no tienen por qué ser especialmente altos ni suponer gravámenes más exigentes de lo usual.

Requisitos del solicitantepedir un préstamo

Este tipo de empresas tienen como objetivo reunir toda la información posible del solicitante y para ello, normalmente, le pedirán:

  • Identificación
  • Residir legalmente en España
  • Ingresos habituales o alguna prueba de solvencia
  • Edad mínima (normalmente 25 años)
  • No tener deudas contraídas con bancos o por cantidades superiores a 1000 euros

Documentación necesaria

Al hilo de la información anterior y en la mayoría de los casos, las empresas necesitarán algunos documentos que confirmen los datos facilitados por el cliente:

  • Documento de identificación (DNI o NIE)
  • Documento que acredite su residencia legal en España
  • Las últimas nóminas
  • Documentación que reúna el motivo, la cantidad y la identidad de su acreedor

Tomar la decisión adecuada

Sea como sea, lo más recomendable pasa por investigar las diferentes formas de financiación que existen en base a las condiciones de cada usuario. De esta manera y usando el comparador de préstamos personales de Rastreator.com, podrás saber cuál es la forma más adecuada para ti teniendo en cuenta tus condiciones y las que te ofrecen las diferentes empresas. No obstante, es el usuario el que debe comparar y valorar cuál de las alternativas es la mejor.

Octubre 2017


COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

Elena SanzRastreator.com