Préstamos preconcedidos

  • Los préstamos preconcedidos son aquellos que la entidad financiera ofrece a un cliente, sin que éste lo haya solicitado.
  • En algunos casos puede que la entidad finalmente rechace conceder dicho crédito a su cliente, tras comprobar que no cumple determinadas condiciones.

Antes de pedir un préstamo conviene pararse a pensar un segundo si realmente se necesita. Hay que ser consciente de que cuando se pide un préstamo a una entidad financiera hay que devolverlo, y con intereses. Esto es algo que obviamente, beneficia a las entidades y por eso muchas incitan a sus clientes a solicitarlo a través de lo que se conoce como préstamos preconcedidos. Pero, ¿qué son exactamente estos productos y a qué personas están dirigidos?

En qué consisten los préstamos preconcedidos

Los préstamos preconcedidos son aquellos créditos, préstamos o líneas de crédito que la entidad “preconcede” al cliente sin que él lo haya solicitado previamente. Esto no quiere decir que el cliente vaya a tener a su disposición ese dinero de manera inmediata, sino que podrá decidir si quiere aceptarlo o no.

Los préstamos preconcedidos son los que la entidad ofrece al cliente sin que éste lo haya solicitado

El procedimiento de solicitud tiene lugar de manera inversa a la que suele ser tradicional. De hecho, y para ser exactos, no existe una solicitud por parte del cliente. Es el banco el que se pone en contacto con él a través de teléfono, email u otras vías, para informarle de que puede optar a la obtención de un préstamo, que puede aceptar o rechazar.

Preconcedido no siempre implica que esté concedido

En cualquier caso, aunque el cliente acepte ese préstamo, el banco deberá hacer una segunda comprobación de datos para asegurarse de que son correctos y de que cumple los requisitos exigidos para acceder a él. En la mayoría de los casos, el trámite seguirá su curso ya que antes de ofrecerlo, las entidades suelen asegurarse bien del tipo de cliente al que se dirigen. Pero puede darse el caso de que finalmente sea el propio banco el que rechace la concesión. Esto puede ser debido a que los datos del cliente hayan cambiado respecto a los que el banco tenía en su momento, o a que haya pedido otros nuevos, que no permitan su concesión.

Puede que algunas entidades finalmente rechacen conceder un préstamo a pesar de haberlo preconcedido

Los préstamos preconcedidos, sólo para clientes

Por otro lado, no todo el mundo puede optar a este tipo de créditos. Por la forma que tienen las entidades de promocionar el producto, algunas personas pueden pensar que estos préstamos están al alcance de todo el mundo. No es así. El primer requisito para tener acceso a este tipo de préstamos es ser cliente de la entidad en cuestión. Esto es así básicamente porque, al ser cliente, las entidades ya cuentan de antemano con la información que necesitan para saber si pueden prestarle el dinero o no.

Para preconceder un préstamo las entidades se fijan en los datos de sus clientes como nóminas, recibos o deudas pendientes

La antigüedad en la entidad, la nómina, los recibos domiciliados, los préstamos pasados o presentes o las deudas pendientes son algunas de las claves que indicarán a la entidad si una persona puede optar al crédito y, por lo tanto, si podrá devolverlo. Lo mismo ocurre con la cantidad de dinero que se “preconcede”, que puede variar de un cliente a otro. Así, por ejemplo, se le concederá mayor cantidad de dinero a una persona que tenga una nómina de 3.000 euros, que a otra que tenga una de 1.000, siempre que el resto de sus condiciones sean similares.

Ventajas de los préstamos preconcedidos

La principal ventaja de este tipo de créditos es la agilidad que tienen respecto a los trámites. Al ser la propia entidad la que hace previamente el estudio para ver si el cliente es apto o no para recibir un crédito, se eliminan muchos de los trámites que éste tendría que realizar en el caso de solicitar un préstamo de forma tradicional.

La ventaja de los préstamos preconcedidos es la agilidad que tienen a la hora de tramitarse

De esta forma, el banco que preconcede el crédito dispone de toda la información necesaria para valorar si el cliente puede o no optar a él, por lo que éste no tiene que hacer el papeleo tradicional.

Tener una nómina fija, pagar los recibos al día o no estar incluido en ninguna lista de morosos son algunos de los indicadores que pueden hacer que un banco preconceda un préstamo a un cliente.

Desventajas

Ahora bien, los préstamos preconcedidos, al igual que cualquier otro tipo de préstamos, no están exentos de intereses. Pero no sólo eso, sino que muchos cuentan con una serie de condiciones que pueden hacer que el precio final se encarezca, como puede ser la obligación de contratar determinados productos (seguro de Vida, Hogar, etc). A esto hay que sumar las comisiones que cada banco impone como la de apertura, de estudio o cancelación. Además, no porque el banco haya preconcedido el préstamo las condiciones van a ser, necesariamente, mejores. Cada entidad impone las suyas propias, que dependen también de la persona que lo solicite.

Comparar entre distintos préstamos permite elegir el que mejores condiciones tiene para cada persona

Por ello, comparar distintos préstamos antes de contratarlos, es una opción para ahorrar. El comparador de Préstamos Personales de Rastreator.com muestra a cada usuario de manera personalizada, la cantidad real que tendrá que devolver por el préstamo que elija. De esta forma, es posible elegir la entidad más apropiada para cada persona, y no pagar más de lo necesario por un préstamo.

Enero 2016
COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

Cynthia RosellRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Préstamos personales