¿Cómo afrontar los gastos de la vuelta al cole?

  • Existen préstamos específicos para financiar los gastos que supone la vuelta al cole.
  • Según datos recogidos por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el año pasado, la vuelta al cole supuso para los padres un gasto de casi 400 euros por cada hijo.

Septiembre es un mes marcado por la vuelta a la rutina, los adultos al trabajo y los niños al colegio. El comienzo del curso escolar es un periodo complicado para las familias. Ya no solo para los más pequeños, que tienen que volver a madrugar, sino también para los padres y sus bolsillos.

Y es que el regreso a las aulas supone afrontar unos gastos que pueden desequilibrar no solo el presupuesto familiar para el mes de septiembre, sino para todo el año. En algunos casos, incluso hay hogares que se ven obligados a recurrir a un crédito para pagar el material escolar, el uniforme o los libros de texto.

En concreto, el 37% de los préstamos para estudios se solicitan en el periodo comprendido entre de julio y septiembre, siendo éste último el mes el que mayor número de comparativas registra, con un 18% del total, según los datos del comparador de Préstamos personales de Rastreator.com.

 

Gastos de la cuesta de septiembre

La cuesta de septiembre es, junto a la cuesta de enero, la época del año más dura para los españoles, económicamente hablando. Y es que la vuelta al cole suele acarrear un desembolso importante de dinero, al que no siempre es fácil hacer frente.

Según datos recogidos por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el año pasado, la vuelta al cole supuso para los padres un gasto de casi 400 euros por cada hijo, y esto sin añadir gastos como el uniforme, que puede suponer un gasto extra de hasta 200 euros. Por otro lado, si la escuela es privada, habría que sumar también el gasto medio por niño a la hora de hacer la matrícula, que asciende hasta los 277 euros, con una cuota mensual media de 368 euros.

Ante esta avalancha de gastos, se recomienda a los padres comparar precios y artículos antes de realizar las compras para que los gastos se ajusten al presupuesto familiar y se ahorre lo máximo posible. Según el ‘IV Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente’, elaborado por Rastreator.com, el 52,6% de los españoles afirma tomar medidas de ahorro para afrontar mejor la vuelta al cole, frente al 40% que lo hacía el año anterior.

No obstante, en caso de no poder hacer frente a estos gastos, las familias tienen la opción de acudir a las entidades bancarias y solicitar una financiación para los estudios de sus hijos.Entre los gastos que es posible financiar a través de este tipo de préstamos están los coste de la matrícula y cuotas mensuales o anuales del centro educativo, gastos de transporte, alojamiento o gastos de uniforme, entre otros.

Tipos de financiación para la vuelta al cole

Las entidades bancarias conocen el gasto que supone el comienzo del curso escolar y por eso han creado préstamos destinados a financiar los estudios escolares y universitarios.

Los préstamos de estudios son préstamos personales enfocados a cubrir todos los gastos derivados de la vuelta al cole. Son préstamos destinados a padres que tiene que hacer frente a los gastos que supone la educación de sus hijos, pero también a jóvenes que deben hacer frente al pago de la matricula de la universidad o el máster, entre otras cosas.

De hecho, el importe medio solicitado en este tipo de préstamos alcanza los 8.000 euros según las comparativas realizadas durante el año 2016 en Rastreator.com.

No obstante, la oferta de de este tipo de financiación no es muy abundante y suelen ser productos con un alto coste, e intereses que en ocasiones llegan a superar el 22%. Quizás por eso, el porcentaje total de los préstamos de este tipo que se solicitan no sea muy elevado. En concreto en 2016, las comparativas de préstamos de estudios realizadas en Rastreator.com únicamente alcanzaron el 3% del total.

No obstante, los préstamos no son la única modalidad de financiación, sino que existen diferentes opciones.

Anticipo de nómina

Una de las mejores opciones de financiación es solicitar un anticipo de nómina a la entidad bancaria. Y es que suele ser la opción más económica. Este tipo de préstamos suelen ser a corto plazo y normalmente con unos intereses bajos. Es más, las condiciones suelen ser muy favorables, con un interés del 0% si no se retrasa ningún pago. Eso sí tendrán un pequeño coste de apertura, alrededor de un 2,5%.

Tarjetas de crédito

Otra opciónson las tarjetas de crédito. En ocasiones pueden resultar muy útiles para afrontar pequeñas compras cuyo pago se necesita aplazar. Sin embargo, nunca hay que olvidar que estos préstamos pueden salir muy caros. Como la mayoría de productos financieros, las tarjetas cuentan con una serie de costes fijos, así como comisiones en función de las operaciones que se realicen con ellas. Las comisiones más comunes son la de emisión y renovación, descubierto, retirada de efectivo en cajeros automáticos, transferencia de fondos, ypor reclamación de impago. Además, no hay que olvidar los intereses de estos productos, que suelen estar muy por encima de los de un préstamo personal medio.

Ahora bien, entre los puntos a favor de las tarjetas está la flexibilidad. Éstas suelen permitir tanto fraccionar como cancelar la financiación sin ningún coste adicional, mientras que en la mayoría de los préstamos sí existe una comisión de cancelación.

Microcréditos

Aunque en una primera impresión los microcréditos pueden resultar un producto atractivo debido a la facilidad y rapidez en la que se obtiene el dinero, debemos tener cuidado con ellos ya que suelen contar con intereses elevadísimos.

Y es que este tipo de créditos se concede sin apenas un estudio del perfil de riesgo del usuario. En muchos casos basta con entregar el DNI y el número de cuenta en la que hacer el ingreso. Esto puede tener desventajas porque, en ocasiones, la persona que solicita el préstamo ya se encuentra endeudada y recurre a los microcréditos para salir de dicha situación. Esto es desaconsejable, ya que podría generar una deuda mucho mayor debido a que estos productos suelen elevar mucho los intereses en caso de que se produzca un retraso en el pago de la cuota.

Por ello, antes de elegir esta opción es necesario informarse bien de las condiciones del producto y recurrir a otras alternativas si es posible.

La mejor financiación para los gastos escolares

Antes de elegir un método de financiación es necesario estudiar bien los productosque ofrecen las distintas entidades bancarias. En concreto, es conveniente realizar un buen análisis de los productos que hay en el mercado, y el comparador de Finanzas de Rastrator.com te ayuda a hacerlo. En unos segundos puedes obtener precios tanto de préstamos personales como de tarjetas de crédito, para que encuentres la manera más adecuada de financiar tus gastos.


COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

María ÁlvarezRastreator.com