Los españoles, cada vez más adictos al móvil

  • El porcentaje que se considera adicto a este dispositivo ha aumentado más de diez puntos porcentuales en el último año, situándose en el 28,3% de la población.

  • Tres de cada cuatro españoles aseguran que no podrían vivir sin móvil e incluso el 16,6% afirma mirarlo mientras conduce.

  • Aun así, los españoles cada vez utilizan menos tiempo el móvil: 3 horas y 22 minutos, lo que supone 52 minutos menos que el año anterior.

  • Las mujeres y los jóvenes de entre 18 y 24 años son los usuarios más activos.

Madrid, 20 de febrero de 2018. Si algo es innegable, es que el teléfono móvil se ha convertido en un dispositivo imprescindible para la población. Tanto que incluso tres de cada cuatro españoles afirman que no podrían vivir sin él, según se desprende del ‘IV Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente, realizado por Rastreator.com (www.rastreator.com), el mejor comparador de la historia que ya ofrece más de diez comparativas en el sector de Telefonía.

Estos dispositivos se han consolidado como un aliado fundamental en el día a día de los españoles. Desde pagar facturas hasta resolver asuntos de trabajo o entretenerse de camino al mismo… el uso intensivo del móvil provoca en los usuarios la necesidad de llevarlo consigo en todo momento y les hace estar pendientes de él permanentemente. Esta necesidad ha llegado hasta tal punto que ya tres de cada diez españoles (28,3%) se declaran adictos a su terminal móvil. Además, es relevante destacar que la adicción al móvil ha subido más de diez puntos porcentuales en el último año – en 2016 se situaba en el 17,7% -.

Esta adicción puede conllevar ciertos trastornos que afectan no solo a la salud física de los usuarios, sino también a su bienestar social y psicológico. En este sentido, el 44% de la población asegura estar pendiente del móvil cuando está con amigos, familia e incluso con su pareja y hasta el 52,2% afirma que mirar el móvil es lo primero y lo último que hace cada día. Es más, incluso el 16,6% mira el móvil cuando está conduciendo, cifra que en 2016 se situaba en el 13,6%.

A pesar de la creciente adicción al móvil que admiten gran parte de los españoles, el aumento de concienciación sobre este problema está derivando en un intento de reducir sus horas de uso diario. Precisamente, los españoles calculan que pasan una media de 3 horas y 22 minutos al día usando el móvil de forma activa, pero este dato es el más bajo de los últimos tres años y solo en el último ejercicio se ha reducido en 52 minutos, lo que pone de manifiesto que la población empieza a hacer un uso más responsable de estos dispositivos.

Álvaro Bas, director de desarrollo de negocio de Rastreator.com concluye: “el teléfono móvil se ha integrado en nuestra vida hasta tal punto que muchos usuarios no conciben su día a día sin utilizarlo en algún momento. Para evitar patologías derivadas de un uso abusivo del mismo, es esencial ser conscientes del uso real que hacemos de nuestro smartphone y tratar, en consecuencia, de ser responsables con el mismo”.

Las mujeres y los jóvenes, los más enganchados al teléfono móvil

Al igual que ocurría el año pasado, los usuarios con un perfil más activo del uso en el teléfono móvil son los jóvenes de entre 18 y 24 años, donde la media de horas diarias asciende a 5 horas y 25 minutos (dos horas más que la media nacional), en contraposición a los adultos de más de entre 55 y 65 años (2 horas y 18 minutos). Sin embargo, el tiempo de uso del teléfono móvil en los más jóvenes se ha reducido en una hora y 23 minutos respecto a la media del año anterior, lo que pone de manifiesto que esta generación está tratando de hacer un uso más responsable de sus dispositivos móviles. Además, los más jóvenes se consideran mucho más adictos al móvil que el resto de franjas de edad, ya que hasta el 45,3% de los españoles entre 18 y 24 años así lo afirma. Por su parte, son los jóvenes de entre 25 y 34 años los que más afirman no poder vivir sin móvil (80,9%) aunque la diferencia con la generación inmediatamente inferior a penas supera un punto porcentual – el 79,6% de los jóvenes de entre 18 y 24 años afirma que no podría vivir sin móvil -.

 

En lo relativo al uso por género, aunque ambos perfiles han disminuido el tiempo de uso diario de sus móviles, las mujeres se muestran más dependientes a este dispositivo que los hombres: el 78,5% de las mujeres asegura que no podría vivir sin móvil, frente al 71,4% de los hombres). Además, la media de uso diaria de ellas es de 3 horas y 43 minutos frente a 3 horas ellos. Asimismo, las mujeres también se consideran más adictas al móvil que los hombres, con una diferencia de tres puntos porcentuales entre ambos géneros (29,8% mujeres vs 26,8% hombres), pero son los hombres los que más afirman mirar el móvil mientras conducen, tal y como asegura un 19,2% de ellos frente al 13,9% de ellas.

A nivel geográfico también se encuentran divergencias: los valencianos (3h 47min), madrileños (3h 46min) y andaluces (3h 40min) son los que pasan más tiempo conectados a sus dispositivos móviles, mientras que aragoneses (2h 24min), canarios (2h 52min) y catalanes (3h), son los que menos. Por su parte, extremeños (40%), asturianos (37%) y castellanomanchegos (33,4%) son los que más se consideran adictos al móvil, en contraposición a baleares (14,3%), gallegos (20,7%) y aragoneses (22,4%).