Cancelación y rehabilitación del seguro de Decesos

Octubre 2014

Contratar un seguro de Decesos es una solución para todos aquellos que, llegado el momento, desean liberar a sus seres queridos de los trámites y gastos relacionados con su fallecimiento. La finalidad de este tipo de pólizas es la de hacerse cargo de todos los costes del sepelio, además de todo el papeleo que se requiere tras el suceso. Bien sea por la carga económica o bien por liberar a los familiares de tener que realizar tareas administrativas en el duro momento que es la pérdida de una persona cercana, cerca de 20 millones de españoles tienen contratada una de éstas pólizas. Pero, ¿qué sucede si decides cancelar tu seguro de Decesos?, ¿y si tras su rescisión decides rehabilitarlo? Te lo contamos en esta guía de Rastreator.com.

Contratar un seguro de Decesos

A través de un pago mensual, trimestral, semestral o anual de la prima obtienes la cobertura más importante de Decesos, la de fallecimiento, pero también muchas otras. Si bien es cierto que la garantía más básica es a través de la cual la aseguradora se hace cargo de todo desde el mismo momento en el que ocurre el siniestro, también lo es que el hecho de no disfrutar del seguro durante la vida puede echar para atrás a algunos usuarios. Es por ello que cada vez más aseguradoras incluyen en el seguro de Decesos coberturas que van más allá del servicio funerario y las gestiones administrativas para que las utilices personalmente. Traslados y repatriaciones, asistencia en viaje, accidente, protección de pagos o servicios jurídicos son algunas de las garantías que brindan en la actualidad.

A la hora de contratar un seguro de Decesos es importante que el usuario preste atención, además de a las coberturas que está adquiriendo, a la modalidad de prima que desea elegir, ya que dependiendo de ella se irá fijando la prima que deberá pagar en cada recibo. Pero también al capital que se está asegurando y a las condiciones de cancelación y rehabilitación de la póliza.

Cancelar la póliza

Al igual que cualquier otro tipo de seguro, el de Decesos también se puede cancelar. Cambios en la economía familiar o deseo de contratarlo con otra compañía aseguradora pueden llevar a un usuario a desear dar de baja su póliza, entre muchos otros.

Sin embargo, a la hora de cancelar el seguro de Decesos hay que saber que con este tipo de pólizas el asegurado obtiene una cobertura finalista de la que, en muchos casos, al contrario que en otro tipo de seguros como puede ser el de Coche o Salud, los que son los beneficiarios son sus familiares y no él mismo. Por ello, es posible que a la hora de finalizar su cobertura el capital aportado hasta el momento se pierda y no se haya disfrutado de ninguna de sus garantías, ya que la mayoría de las aseguradoras no devuelven el importe que se ha pagado hasta ese momento, y las que lo hacen condicionan el reintegro a sus propias reglas.

Cambiar de compañía de seguro de Decesos

Los seguros de Decesos tienen un carácter finalista, ya que su cobertura original se aplica cuando una persona fallece, por lo tanto no es como un seguro de Coche u Hogar del que vas disfrutando mientras vives. Pero otra cuestión que los diferencia es lo que sucede en el caso de que cambies de compañía. Con otros seguros, cuando haces un cambio de compañía puedes llegar a conservar tus bonificaciones y, si tienes un buen historial siniestral, la nueva empresa puede hacerte un mejor precio. Sin embargo, en el caso de Decesos el método cambia.

Modalidad natural y cambio de aseguradora

La prima que pagas se fija según la modalidad que eliges por lo que, si cancelas tu seguro de Decesos a prima natural (el precio aumenta según vas envejeciendo) y contratas en otra compañía otro de la misma modalidad, no notarás mucha diferencia. Al fin y al cabo lo que tienes que pagar se fija en función de tu edad y actualmente no se hacen descuentos ni promociones por permanecer durante años en la misma aseguradora.

Cambios en mixta o seminatural

Ocurre casi lo mismo si contratas la modalidad mixta o la seminatural y cambias de aseguradora en el periodo en el que la prima aumenta según la edad, sin embargo, es posible que al nivelar tu riesgo tengas que pagar más en cada una de ellas o bien cuando llegues a la edad en la que se estabiliza.

Prima nivelada y nueva póliza

Por el contrario, si cancelas el seguro que tienes y suscribes con otra compañía un seguro a prima nivelada sí notarás la diferencia. Si, por ejemplo, contrataste tu seguro cuando tenías 15 años la aseguradora niveló el riesgo con esa edad. Mientras que si el otro seguro lo contratas más mayor se nivelará con la edad que tengas en ese momento, siendo el riesgo mayor y posiblemente también el importe que tendrás que abonar por el seguro de Decesos.

Rehabilitación del seguro de Decesos

En el caso de que tras cancelarlo decidas rehabilitarlo de nuevo, las condiciones dependerán de la compañía con la que lo tuvieras contratado y de las Condiciones Particulares de tu póliza. La legislación española actual establece que las aseguradoras deben indicar en el contrato la “existencia, o no, del derecho de rehabilitación de la póliza y normas por las que se rige, en su caso”. Lee atentamente el condicionado porque puedes volver a activar exactamente el mismo seguro que tenías dentro del plazo marcado en él. Éste suele ir de los 3 a los 12 meses, pero depende de cada aseguradora y del producto concreto.

El seguro de Decesos

Contratar un seguro de Decesos puede ser una buena manera de liberar a las personas que quieres de dificultades en el momento más inoportuno, y pese a que las condiciones de cancelación y rehabilitación cambian respecto a otro tipo de pólizas, si prestas atención a las particularidades de tu póliza no tendrás ningún inconveniente. Para encontrar el seguro de Decesos que más te conviene compara las coberturas que te ofrece cada compañía y escoge el que más se adapte a tus necesidades. Rastreator.com te ayuda en el proceso.


COMPARAR SEGUROS DE DECESOS

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Decesos