Contratar un seguro de Decesos

Septiembre de 2014

¿Alguna vez te has planteado el precio de fallecer? Es posible que, por suerte, nunca hayas tenido que hacer frente a los gastos de un sepelio, pero has de saber que su coste se sitúa entre los 2.000 y los 4.000 euros. Por eso, muchos españoles optan por proteger a su familia de este desembolso económico y de los engorrosos trámites que rodean el suceso contratando un seguro de Decesos.

Si te estás planteando suscribir una póliza de este tipo debes tener en cuenta las coberturas que deseas suscribir y la modalidad de pago que quieres para elegir el que más te conviene. Rastreator.com ha elaborado esta guía para ayudarte en la contratación de un seguro de Decesos.

¿Contrato un seguro de Decesos?

Se podría decir que el seguro de Decesos es el pago anticipado de los gastos del sepelio y los trámites burocráticos que rodean una defunción, pero en realidad va más allá. Este tipo de pólizas se contratan, principalmente, como apoyo a los seres queridos, ya que simplifican las diligencias pertinentes tras un fallecimiento al hacerse cargo de ellas la propia aseguradora al igual que de los gastos del suceso.

Los seguros de Decesos pueden ser contratados por cualquier persona que desee ser precavida. Al contrario que otros seguros como el de Coche o Salud, de los que te beneficias tú directamente, la cobertura principal de este tipo de pólizas está destinada a terceros ya que, al fin y al cabo, son ellos los que deberán pagar los gastos.

Como dice el refrán: “mejor prevenir que curar” y, si la situación económica de tu familia no es de abundancia, la contratación de esta póliza aligerará el peso al que tendrán que hacer frente cuando faltes. Sin embargo, si tu situación económica está saneada o tienes un seguro de Vida, eso no excluye la posibilidad de suscribirlo. Debes tener en cuenta que aunque tengas ahorros éstos no pasarán a tus familiares hasta que no se haga efectiva la herencia, lo que no se produce el mismo día del fallecimiento, por lo que al final tendrán que hacerse cargo de todos los gastos personalmente. Lo mismo sucede con el seguro de Vida, que no se cobra inmediatamente después del suceso.

La principal ventaja del seguro de Decesos es su inmediatez, ya que su cobertura más básica, la que cubre el gasto del entierro, se aplica en el mismo momento del fallecimiento. Solamente es necesario ponerse en contacto con la aseguradora y la atención, el asesoramiento, la asistencia y todos los servicios contratados se activan.

¿Qué coberturas contratar?

Mediante el pago mensual, trimestral, semestral o bien anual, puedes obtener coberturas que van desde el gasto económico del sepelio hasta el apoyo a tu familia, la asistencia sanitaria e incluso tu repatriación si el suceso ocurre en el extranjero o sufres un accidente fuera de tu país. Así, con el pago periódico de una pequeña cuantía dispondrás de coberturas propias del seguro de Decesos pero también de otras complementarias.

Coberturas básicas de Decesos

Las coberturas que suelen incluir todas las pólizas de este tipo son 2: la prestación del servicio funerario y las gestiones administrativas.

El servicio funerario

Cuando contratas un seguro de Decesos la principal garantía que adquieres es la prestación del servicio funerario. Con ella, tus seres queridos no tienen que hacer frente a los gastos del féretro, del coche fúnebre, o de la inhumación o incineración, por ejemplo. En cuanto a esta cobertura, es importante que decidas dónde quieres que tenga lugar la sepultura, ya que a partir del mismo se fija el coste y el capital asegurado. Cómo se vaya a aplicar la cobertura que has contratado depende del lugar que hayas seleccionado para el acto. En la mayoría de los casos, las aseguradoras se adaptan a los usos y tradiciones de la zona para ofrecerte los servicios necesarios, es decir, que si en tu localidad es tradición tener recordatorios o 4 coronas de flores, sus gastos corren a cargo de la compañía, y en la prima eso será tenido en cuenta.

Lo que estás contratando es la prestación del servicio funerario, por lo que serán los beneficiarios del seguro los que decidan qué empresa los ejecuta al no estar obligados a contratar la que les proponga la propia aseguradora.

Gestiones administrativas

La segunda cobertura más común es la que se encarga de las gestiones administrativas derivadas del acontecimiento. Si no sólo quieres aligerar la carga económica de esos instantes puedes contratar la cobertura de gestiones administrativas para que la aseguradora se haga cargo de esos gastos. Además, también puedes suscribir un servicio de asesoramiento especializado que les ayude a realizar las labores administrativas o incluso se las eviten haciéndose cargo de ellas un profesional.

Coberturas complementarias del seguro de Decesos

En su origen el seguro de Decesos sólo incluía los gastos del entierro, pero las aseguradoras están añadiendo a esa garantía otras de las que puedes disfrutar “en vida” para que le saques partido tú mismo y la póliza no sea de tipo finalista. Además de la prestación del servicio funerario y de las gestiones administrativas puedes contratar muchas otras, entre las que se encuentran:

  • Traslado y repatriación
  • Asistencia en viaje
  • Accidentes
  • Hospitalización y parto
  • Testamento online
  • Asistencia médica y protección familiar
  • Protección de pagos
  • Servicios jurídicos

Las posibilidades son muchas, pero dependen de cada aseguradora. Cada una puede poner a disposición de sus clientes un abanico distinto de garantías, e incluso pueden permitir la contratación del seguro de Decesos sólo si suscribes algunas de ellas.

A la hora de decidir ten en cuenta que cuanto más amplio sea tu seguro de Decesos mayor funcionalidad tendrá, y si contratas uno completo cuanto antes lo suscribas antes podrás comenzar a disfrutarlo evitando así contratar determinadas coberturas en el seguro de Salud o de Viaje. Eso sí, presta atención porque es posible que estén sujetas a periodos de carencia, a copagos o funcionen de manera baremada.

Elegir modalidad de contratación o pago

La aplicación de dichas garantías se aplica hasta un máximo fijado por el capital asegurado. Así, si la suma asegurada se marca en los 5.000 euros y el sepelio tiene un coste superior debido a los servicios que desean tus familiares, serán ellos los que tendrán que abonar a la empresa proveedora el importe restante a partir de dicha cantidad.

Por eso, aunque las compañías fijan el capital asegurado dependiendo de la ciudad donde residas cuando vayas a contratar tu seguro y de las coberturas que contrates debes tener en cuenta que si el dinero no llega para cubrir todos los gastos al final tus familiares deberán desembolsar parte. Así, si deseas servicios como una sala de tanatorio, un coche o autobús de acompañamiento, coronas de flores, música, esquelas y anuncios debes saber que el acceso a ellos tiene como límite máximo el capital asegurado, por lo que si consideras que el coste va a ser superior al estimado asegura una cuantía mayor.

Existen 4 modos de abonar la prima del seguro de Decesos:

  • Modalidad nivelada o constante: el importe de la prima se mantiene constante a lo largo de toda tu vida.
  • Modalidad natural o variable: la prima que abonas es mayor a medida que vas cumpliendo años.
  • Modalidad mixta y seminatural: la cuantía que pagas se incrementa paralelamente a tus años hasta que cumples determinada edad, a partir de la cual la prima se hace constante.
  • Modalidad única: se abona la póliza en un solo pago.

Para elegir el tipo que más te conviene debes prestar atención a la cuantía que deberás abonar, pero decantarte por una modalidad u otra dependerá de tus necesidades y requerimientos.

Si lo que deseas es saber en todo momento lo que vas a tener que pagar y que esa cuantía no varíe, opta por la nivelada o constante. En el caso de que quieras contratarlo siendo joven o quieras incluir a tus hijos en la póliza ten presente que vas a estar pagando la prima durante muchos años, por lo que la modalidad natural o variable puede ser una buena opción. Así, durante la juventud pagarás poco y la cuantía irá aumentando según vayas soplando velas. La modalidad mixta o la seminatural pueden ser las indicadas si quieres pagar según tu edad pero prefieres que la cuantía no varíe en el momento en el que se acerque tu jubilación y tus ingresos disminuyan.

Como decimos, puedes elegir entre cualquiera de las 4 modalidades según la oferta de cada aseguradora. Sin embargo, en el caso de que quieras contratarlo cuando tengas más de 70 años es posible que sólo te ofrezcan su suscripción en un solo pago.

Pago de la prima

El pago de la prima se puede realizar de manera mensual, trimestral, semestral o anual, según lo que decidas y las posibilidades que te ofrezca la aseguradora concreta.

Por otro lado, la cuantía que deberás abonar puede variar dependiendo del Índice de Precios del Consumo (IPC) cuando se realice la renovación, independientemente de la modalidad que hayas elegido, ya que la evolución del precio de los servicios fúnebres se refleja en la prima. Los seguros de Decesos, al igual que los de Vida, se renuevan anualmente, por lo que la prima puede variar en cada actualización en función de los cambios de coste de los servicios funerarios o del IPC. Sin embargo, algunas aseguradoras ofrecen la posibilidad de contratarlos por un periodo de 5 años para que la renovación no sea cada año sino cada 5.

Contratar un seguro de Decesos

Cualquier persona puede tener contratado un seguro de Decesos, independientemente de su edad. De este modo, los niños o los mayores de 70 años, que en muchas ocasiones no pueden suscribir otras pólizas, (como puede ser la de Vida) sí pueden tener una de Decesos. Es más, su reducido coste para los menores hace que la mayor parte de las pólizas de este tipo no sean individuales sino que se contraten para todo el núcleo familiar.

Presta atención en la contratación

A la hora de suscribir el seguro de Decesos debes leer con detenimiento las condiciones particulares de la póliza antes de firmar y prestar atención a todos los datos que aparecen en el documento, desde la previsible evolución de la prima hasta las condiciones de resolución del contrato.

Ten en cuenta que, según el artículo 60 del Real Decreto Legislativo 6/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba la Ley de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados, la aseguradora debe informarte sobre la legislación que le influye y los criterios que se van a aplicar en el momento de la renovación.

Modalidad de la prima

Según el Reglamento de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados, antes de la firma la aseguradora te tiene que entregar una nota informativa “clara y precisa” en la que se indique la modalidad del seguro de Decesos: a prima nivelada, natural o seminatural. También las características de la misma y el método de cálculo de la prima inicial.

La prima del seguro

Independientemente de la modalidad por la que te decantes, deben indicarte cuáles son los factores que van a influir en la modificación del precio que tendrás que pagar en las sucesivas renovaciones: tu edad, la variación del capital asegurado, la evolución de los costes de los servicios funerarios, entre otros. Además, el documento también debe incluir un cuadro estimativo de cómo va a evolucionar la prima cada año.

Actualización del capital asegurado

Como hemos dicho, la prima se va actualizando debido, entre otras causas, a la evolución del precio de los servicios funerarios en la localidad seleccionada. Al igual que el importe que abonas se va reformando también debe hacerlo el capital asegurado, por eso la aseguradora debe ofrecerte información sobre las actualizaciones que vaya sufriendo esa cuantía en cada renovación.

Infórmate sobre cómo van a realizar la comunicación de los cambios y asegúrate de que la entidad se compromete en el contrato a revalorizar cada año los capitales asegurados para que éstos se ajusten a los precios reales de la prestación de servicios. En caso contrario tus allegados podrían encontrarse con una desagradable sorpresa, aunque algunas compañías incluyen en este tipo de seguros una cláusula que garantiza la suficiencia del importe. Si quieres asegurarte de que llegado el momento tus familiares no tengan problemas, busca esa garantía y la entidad asumirá un coste mayor si el importe no es suficiente para garantizar la prestación elegida sin sobrecostes para ellos.

Más capital asegurado que el necesario

Si el importe de la póliza es insuficiente para cubrir los servicios necesarios serán tus familiares quienes tendrán que hacerse cargo de los gastos, mientras que si sucede al contrario y es superior al que se utiliza finalmente ese dinero no se pierde, sino que se devuelve a los beneficiarios. Por ello, es mejor que te cerciores de que tu seguro de Decesos cuenta con la actualización del capital asegurado.

Condiciones de cancelación y rehabilitación

Analiza también las condiciones en las que la aseguradora te permite cancelar tu póliza y si podrías rehabilitarla posteriormente. Así, si en algún periodo prefieres no contar con su cobertura o dispones de un seguro temporal que te la ofrece puedes evitar tener 2 seguros diseñados para el mismo fin.

Asegura el sepelio

Los gastos de un sepelio pueden ser muy elevados, y es una carga que recae sobre los hombros de tus seres más cercanos. Por ello es un seguro que, aunque voluntario, es contratado por muchos españoles. En concreto, más de 20 millones de personas tienen contratado un seguro de Decesos. Analiza tus necesidades y las posibilidades que tienen los que te rodean si un día te sucede algo y, si decides contratarlo, ten en cuenta que en el mercado actual existen muchas aseguradoras que lo ofrecen. Pueden brindarte distintas garantías y distintas primas, compara para encontrar el seguro de Decesos más conveniente para ti y, como se trata de una póliza finalista, para los tuyos.

Informa a tus familiares o allegados de que dispones de un seguro de este tipo así como del número de póliza, la compañía y el teléfono al que deben llamar llegado el momento oportuno. Guarda también una copia del contrato y el último recibo de pago. Sabrás que las personas a las que quieres no tendrán problemas en un momento tan difícil.


COMPARAR SEGUROS DE DECESOS

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Decesos