Alerta sobre el derecho a “valor de nuevo” del vehículo siniestrado

¿Ha asegurado a “valor de nuevo” un vehículo recién adquirido, pero desconoce qué antigüedad tiene su coche para su compañía aseguradora? Si responde afirmativamente, en caso de siniestro puede llevarse una desagradable sorpresa. Determinadas circunstancias convierten en papel mojado un seguro de coche que, previsiblemente, indemniza a valor de nuevo si el vehículo sufre un daño irreparable. Por ejemplo, un robo sin que vuelva a aparecer, un incendio o un accidente con resultado de siniestro total. Dado el caso, las compañías aseguradoras suelen condicionar la indemnización a la antigüedad del vehículo y el patrón de medida suele ser la fecha de la primera matriculación o aquella en la que el coche se fabricó. Convenientemente “administradas” por parte de las aseguradoras, ambas variables pueden acarrear severos perjuicios para el usuario. Puede realizar consultas sobre esta cobertura en el seguro del coche en portales especialistas como Rastreator.

Veamos algunos ejemplos cotidianos. Supongamos que en el contrato suscrito figura el “derecho al valor de nuevo durante el primer año desde que se fabricó”, y que desde que este coche fue fabricado hasta que fue matriculado pasaron nueve meses. Pues bien, a partir del tercer mes de posesión del coche, este usuario ya no tiene derecho al valor de nuevo, pues ya transcurrió ese año desde que fue fabricado.

Segundo ejemplo: Normalmente, en casi todas las compañías, la fecha desde la que se considera la antigüedad del vehículo es la de la primera matriculación, es decir, desde el mismo día en que se hizo la gestión en Tráfico para su primera matriculación. Y eso significa que, por ejemplo, para las personas que deciden traerse un coche “”de Alemania”” (los vehículos de importación) la fecha de la primera matriculación es la fecha en que en el país de origen se matriculó por primera vez, es decir, no se tomará en consideración la fecha de la primera matriculación en España.

Coche nuevo o dinero

Como la misma palabra dice, “valor de nuevo” significa que la compañía indemnizará por el valor que cuesta un coche nuevo, con las mismas características e incluidos todos los impuestos del coche (es decir, IVA e impuesto de matriculación). Además, también se incluirán los accesorios no de serie, siempre y cuando los tengamos declarados en la póliza, o bien, la compañía los cubra sin sobreprima. Llegado el caso, una opción es que el asegurado recoja su nuevo coche en el concesionario, pero siempre existe la opción de coger el dinero. Sobre este particular, téngase en cuenta el artículo 1 de la Ley 50/1980 de contrato de seguro: “el asegurador se obliga a indemnizar dentro de los límites pactados el daño producido al asegurador o a satisfacer un capital, una renta u otras prestaciones convenidas”.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...