Asistencia en viaje para coches averiados

Contratar con su compañía aseguradora la asistencia en viaje le ofrecerá una solución conveniente en caso de una avería o accidente que impida a su vehículo seguir circulando. En todo caso, las condiciones particulares que establece esta cobertura deben leerse con atención a la hora de contratar un seguro de coche. No siempre el mayor coste es indicativo de un mejor servicio y, a veces, lo que encarece la póliza es, por ejemplo, conducir un vehículo muy viejo, se supone que con mayor probabilidad de dejarnos tirados. En este caso, no se sorprenda si la aseguradora con la que consulta le manifiesta incluso su negativa a cubrir sus desplazamientos con la asistencia en viaje, pues es común no ofrecer esta cobertura para vehículos demasiado antiguos. En portales comparadores de seguros como Rastreator puede confirmar si su aseguradora de referencia es una de ellas.

Primera cuestión que debe establecerse con claridad en el momento de suscribir una póliza de asistencia en viaje: desde donde y hasta qué lugar se compromete la aseguradora a transportar el vehículo averiado. Generalmente, el destino de referencia es el domicilio que figura en el contrato y el radio de cobertura incluye toda la Unión Europea. En todo caso, a veces la cobertura comienza desde el kilómetro 0,5 para no hacerse cargo de los problemas de arranque y el ámbito de cobertura queda limitado al territorio español.

Segundo punto: el derecho asistencial de las personas que iban en el coche en el momento de la avería. Hay que fijarse en que la protección no sea sólo para el conductor. Asimismo, si conductor y acompañantes, si los hubieran, se encuentran en perfecto estado de salud y desean continuar viaje, deberá cerciorarse de que la compañía se hace cargo de los gastos de un taxi, el pago de billetes de autobús o tren o, si fuera el caso, la contratación de un coche de alquiler. En el caso de decidir esperar la reparación del coche en un hotel, el seguro debería pagar los gastos de alojamiento.

Tercera recomendación: incorporar una cláusula que determine la reparación en el lugar del siniestro en caso de ser posible, lo cual requerirá la presencia de un mecánico. A veces, el coche no responde debido a un percance de fácil solución que nos ahorraría el trastorno de quedarnos sin vehículo.

Cuarta advertencia: antes de suscribir cualquier contrato de asistencia en viaje pregúntese quien trae de vuelta el coche hasta casa una vez reparado. Imagine que su coche le falló en plena autovía mientras iba de camino a Bilbao y usted vive en Valencia. El coche se queda en un taller próximo al lugar del incidente y usted ha vuelto a casa mientras es reparado. Una vez solucionada la avería de su coche, si en su póliza no figura quien se hará cargo de los gastos del traslado, si usted o la aseguradora, quiere decir que no cuenta con esta cobertura.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...