Cómo calcular el precio del seguro de Coche

  • Las compañías de seguros tienen en cuenta multitud de factores a la hora de calcular el precio del un seguro de Coche.
  • Las características del vehículo, la edad del asegurado y el uso que se va a hacer de él son algunos de los más importantes.

El seguro de Coche es un producto peculiar. Por una parte resulta obligatorio contar con uno para cualquier vehículo que esté dado de alta en tráfico, pero a la vez existen muchas más coberturas además de las obligatorias.

Además, a pesar de que una compañía ofrezca una serie de productos, éstos tienen un precio diferente para cada coche y conductor. Las características específicas de cada persona y vehículo sirven para que la compañía de seguros calcule los riesgos que asume y dé un precio para cada caso.

El coche

Las peculiaridades del coche son fundamentales para calcular el precio de su seguro. No todos los coches pueden tener la misma póliza por lo que hay que analizar unos cuantos factores:

Antigüedad

A la hora de extender una póliza a Todo Riesgo, la edad del vehículo es un factor fundamental. Y es que un coche nuevo es mucho más costoso de arreglar en caso de siniestro que uno con unos años de antigüedad. Por eso, un vehículo que acaba de salir del concesionario supone un riesgo mayor para las compañías de seguro y por tanto la prima es más elevada.

Potencia

La potencia del motor también influye en el precio del seguro. Los coches más potentes tienen piezas más caras y resultan más costosos de reparar. Además, estadísticamente los coches más potentes tienen más posibilidades de tener siniestros.

La marca y el modelo

Cada coche es diferente y tiene un precio. La compañía tiene que tener en cuenta cuánto dinero le va a costar repararlo o sustituirlo si sufre un siniestro o robo, de la misma manera que tendrá que sumar cada elemento adicional que pueda estropearse o robarse.

Conductor

Los conductores de los vehículos son otro de los factores más importantes. Y es que no todas las personas conducen igual y, lógicamente, unas tienen más posibilidades de tener accidentes que otras. Éstas son las características del conductor que se tienen en cuenta para calcular el precio de un seguro de Coche.

Edad y Profesión

Los conductores con menos experiencia tienen que pagar más en el seguro de Coche porque tienen más posibilidades de acabar formando parte en un siniestro. Es uno de los aspectos que más influyen el cálculo, y penaliza sobre todo a los conductores más jóvenes. Los menores de 26 años con poca experiencia al volante tienen en ocasiones que hacer frente a primas muy elevadas, e incluso muchas aseguradoras no le expiden pólizas a todo riesgo.

Historial

La historia al volante es también un aspecto que las compañías tienen muy en cuenta. Si el conductor ha sufrido una gran cantidad de siniestros con culpa a lo largo de su vida la prima subirá, mientras que si pasa mucho tiempo sin dar partes a la aseguradora, ésta rebajará el precio. Es lo que se conoce como sistema de bonus malus y premia a los buenos conductores. Las compañías de seguros suelen compartir estos datos entre ellas para que todas puedan tener en cuenta el historial de cada cliente cuando se cambie de aseguradora.

Sexo, estado civil y descendencia

Tradicionalmente el sexo ha influido en el precio final de los seguros de Coche porque las mujeres generan menos siniestros que los hombres. Sin embargo, la directiva de género de la Unión Europea lo prohibió en 2012 , por lo que ya no deberían afectar a la cuantía de la prima.

Lo que sí que influye es el estado civil y la descendencia del asegurado. Según las estadísticas, los solteros y divorciados tienen más accidentes y, por tanto, pagan más en el seguro de Coche. Los casados son los que menos riesgos representan y sus primas son más baratas. El coste también puede ser inferior si se tienen hijos.

Ámbito geográfico

Hay regiones en las que se producen muchos más accidentes que en otras. Sea por el tejido social, la edad media de los vehículos o por el estado de las carreteras, dependiendo de dónde vivan hay conductores que tienen más posibilidades de sufrir un accidente que otros. Las compañías de seguros son conscientes y repercuten este tipo de riesgos en la prima.

El uso

Además del tipo de coche y de quién vaya a conducirlo, el uso que se va a hacer de él es el que termina de determinar el precio total de la prima del seguro. En lo relativo a la utilización de un coche se pueden hacer algunas distinciones:

Profesional o personal

Es muy diferente para una aseguradora extender una póliza a un conductor particular que a uno que utiliza su coche para trabajar. Las pólizas profesionales son en general más caras porque sus usuarios utilizan más el vehículo y de una manera más exigente: repartos por el centro de la ciudad, las prisas del trabajo, cargar material en los vehículos, varios conductores…

Son multitud de riesgos asociados al uso profesional de los vehículos y las compañías de seguros los repercuten en el precio de la póliza. Aunque la mayor diferencia entre las pólizas privadas y las particulares son los kilómetros que se van a recorrer.

Kilometraje

La cantidad de kilómetros que se realizan también determinan un riesgo: cuantos más kilómetros haga el coche en la carretera más posibilidades hay de que tenga un accidente. Por eso las compañías piden al tomador que haga una estimación de la distancia que piensa recorrer en un año.

Este dato no deja de ser una estimación, porque es casi imposible saber al principio del año la distancia que se va a recorrer. No obstante, si el valor difiere mucho de la realidad la compañía podría alegar en caso de siniestro que existía un riesgo que no se había declarado.

Si el kilometraje realizado es muy bajo, o la persona es especialmente prudente, una opción interesantes son los seguros Pay as you Drive o Pago como Conduzco. Con ellos los conductores más jóvenes pueden ahorrar bastante dinero en su póliza.

Aparcamiento

Dónde se aparca normalmente el vehículo también condiciona el precio de la prima, especialmente si ésta es a Todo Riesgo. Si el coche duerme a diario en un garaje individual tiene menos riesgo de recibir un golpe que si lo hace en uno colectivo y, en los 2 casos, muchas menos posibilidades de resultar dañado que si está aparcado en la calle.

Pero incluso si el vehículo duerme en la vía pública todas las noches, las aseguradoras hacen diferencias. Y es que no es lo mismo que el coche se quede en la calle en un barrio residencial de las afueras a que lo haga en una bulliciosa calle del centro de la ciudad.

El seguro de Coche

El tipo de seguro que se elija influye mucho en el coste total. Los seguros a Todo Riesgo son los más caros, y se abaratan notablemente si se contratan con franquicia. Lo más económicos suelen ser los seguros a Terceros básicos que sólo incluyen la Responsabilidad Civil Obligatoria, seguidos por los seguros a Terceros Ampliados.

El último factor para calcular el precio es la compañía que se elija. Y es que como en todos los mercados, en el de los seguros existen muchas empresas que ofrecen servicios similares, y cada una ofrece un precio y unas condiciones.

Para obtener el precio que más se ajusta a las necesidades de cada cliente lo mejor es comparar distintas ofertas de precios y coberturas. El comparador de seguros de Coche de Rastreator.com permite elegir entre las distintas ofertas de las compañías y contratar directamente con ellas en apenas unos minutos.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Javier BarrosoRastreator.com


Seguro que te interesa...