Circular con remolque

Llegan las tan ansiadas y siempre tan merecidas vacaciones, que seguramente llevarás tiempo planeando, pensando en el destino, la ruta, el alojamiento y ese pequeño mundo de detalles que en ocasiones no pasan de nuestra mente; pero es que es un verdadero placer recrearse imaginando esas vacaciones que podremos materializar en breve.

Seguramente habrás elegido como medio de transporte tu vehículo y al hacerlo, te surge la tradicional duda: ¿me cabrá todo ese universo de objetos, ropas y complementos para ir a la playa? Las sillas y mesa plegables, sombrillas, colchonetas, flotadores para los peques de la familia, cubos y palas…, y no digamos si este año te ha dado por llevarte el equipo de camping o la barbacoa… En fin, multitud de cosas que te llevan a plantear una práctica solución: utilizar un remolque para cargar todo.

Si ese es tu caso, debes saber que un remolque que no supere los 750 kilos de peso –conocido comúnmente como remolque ligero- no supondrá grandes cambios ni de permiso de conducir (te servirá el tipo B si la suma de tu vehículo más el remolque no supera los 3.500 kilos máximo) ni de matrícula, bastará con que coloques un enganche a tu vehículo y hagas una verificación en la ITV. Aunque lo que siempre se recomienda, como norma general, es que el peso del remolque, incluyendo la carga transportada, no supere nunca la mitad del peso del vehículo que la va a remolcar.

Los remolques inferiores a 750 kilos no necesitan tener su propio seguro, aunque es conveniente hacerle saber a tu compañía aseguradora que has decidido incorporarlo, para incluirlo y que el remolque quede cubierto por la Responsabilidad Civil del vehículo tractor. Y de paso te vendrá bien revisar la fecha de caducidad y las condiciones de tu póliza, y si está a punto de vencer, deberías renovarlo. Para conseguir varias ofertas de forma rápida, utiliza un comparador de seguros online como Rastreator.

Y si eres nuevo en esto de los remolques, no olvides que al dar marcha atrás con el remolque enganchado debes maniobrar en sentido contrario con tu coche, que el peor enemigo de la conducción con remolque es el viento lateral, que lo correcto es cargar el remolque de forma que el centro de gravedad se sitúe delante de la línea de las ruedas del mismo y que cuando tengas que frenar, debes incrementar la distancia de seguridad procurando no realizar reducciones bruscas, utiliza el “freno motor” usando el cambio de marchas.

Redacción Rastreator.com

COMPARAR SEGURO DE COCHE AHORA