¿Cómo afectan las altas temperaturas a nuestro vehículo?

El calor es una de las circunstancias meteorológicas que más afectan a nuestro vehículo. Son muchos los componentes del coche que se resienten cuando los termómetros se acercan a los cuarenta grados. El motor, los frenos, la pintura y la tapicería son algunos de ellos.

La pérdida de caballos es más notoria cuando el calor aprieta. Puede alcanzar incluso los 15 caballos en los motores turbo. Este hecho se produce porque el aire caliente tiene menos oxígeno, por lo que la quema del combustible no se produce con tanta celeridad. Si, además, llevamos puesto el aire acondicionado, la pérdida de potencia se hace todavía más evidente y, por otra parte, esta circunstancia va asociada a un aumento del combustible. Llevar los filtros del aire y las bujías en perfecto estado contribuye a paliar la situación.

Los frenos son otra de las piezas afectadas, pues con el calor tienden a sobrecalentarse, al igual que los neumáticos, que acortan su vida efectiva. Para evitar desagradables consecuencias conviene que el líquido refrigerante tenga intactas sus propiedades, lo que se consigue cambiándolo cada cierto tiempo y vigilando que el coche no presente pérdidas del mismo.

Además, el calor también afecta a detalles estéticos. La pintura del vehículo tiende a perder luminosidad y el interior del coche se decolora y, en circunstancias extremas, diversos elementos tienden a deformarse.

Para mantener el coche en perfecto estado conviene realizarle revisiones periódicas, además de las obligatorias. Y si lo que buscamos es un seguro de coche barato y con las mejores prestaciones, la mejor forma de encontrarlo pasa por utilizar el comparador de seguros de coche de Rastreator.com. Una herramienta cómoda y eficaz que, en pocos minutos le ayudará a comprar los precios de las mejores aseguradoras del mercado y encontrar lo que busca.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...