¿Cómo funcionan los sensores de aparcamiento?

Enero de 2015

  • Los sensores de aparcamiento avisan al conductor de la distancia que le separa de otros objetos para facilitar las maniobras de estacionamiento.
  • Existen 2 tipos de sensores, pero ambos van instalados en los parachoques del coche.

El coche es el medio de transporte más utilizado, y como tal se le pide seguridad. También se le exige rendimiento y comodidad. A la hora de comprar un nuevo vehículo los españoles también se fijan en el precio y la garantía, pero la tecnología que incorpora adquiere un papel protagonista en la decisión. La innovación está muy presente en el sector automovilístico y dispositivos obligatorios como el ESP y el Isofix se unen a otros que ya llevan en el mercado más tiempo, como el sensor de lluvia o los relacionados con el estacionamiento: el ya clásico sensor de aparcamiento o incluso la tecnología que permite que el coche casi se aparque solo.

Los sensores de aparcamiento llevan en el mercado de los coches varios años, y es que en el 2008 ya estaban instalados en algunos de los vehículos en circulación por las carreteras españolas. Pero, ¿qué son exactamente estos sensores y cómo funcionan?

¿Qué son los sensores de aparcamiento?

Los sensores de aparcamiento del vehículo ayudan al conductor a realizar el estacionamiento de manera correcta y segura permitiéndole maniobrar en espacios ajustados. Estos dispositivos cuentan con una tecnología de ultrasonidos que detectan la distancia respecto de otros vehículos u objetos para facilitar al conductor su conducción. Están situados en los paragolpes para, mediante un pitido o alertas visuales en el monitor, avisar a la persona que conduce del peligro de seguir en esa dirección.

Estos sensores se instalan en los vehículos con la intención de que el conductor sea consciente de cuando algún elemento externo se encuentra demasiado cerca del vehículo y pueden colisionar. Es por eso que se instalan tanto en la zona delantera como en la trasera. Si, por ejemplo, un usuario está aparcando su vehículo percibirá un aviso cuando se esté acercando al coche de detrás o al de delante para así evitar colisionar con ellos. También en el caso de que la distancia que está disminuyendo es la que le separa de cualquier otro elemento como puede ser un muro, una persona o incluso un animal. De este modo, como el coche emite avisos el conductor puede tener más tiempo para reaccionar y detenerse.

¿Cómo funcionan?

El funcionamiento de esta tecnología es sencillo para el usuario ya que recibe fácilmente información acerca de la proximidad a la que se encuentra de un objeto. El conductor y los pasajeros pueden percibir la cercanía de 2 modos distintos: a través de avisos acústicos u ópticos, aunque algunos vehículos pueden reunir ambos métodos.

  • Señales acústicas: mediante unos avisos acústicos específicos se comunica al conductor de la distancia que resta para alcanzar un objeto con el que chocaría de no detenerse a tiempo. El sonido de los pitidos varía según la cercanía con el obstáculo haciéndose cada vez más frecuentes al acercarse hasta llegar a alcanzar el sonido continuo cuando se está muy cerca de la colisión o el roce.
  • Señal óptica: los sistemas ópticos muestran de forma visual la distancia a través de LEDs o gráficos en la pantalla del vehículo. Algunos vehículos incluyen avances en estos sistemas incorporando una cámara trasera y ayudas visuales que muestran la ruta que seguiría el coche si se mantiene el giro del volante.

De este modo, mientras el conductor está en movimiento puede saber a qué distancia se encuentra y así reaccionar en una maniobra de aparcamiento y así ajustar más su estacionamiento. Estos dispositivos muestran la presencia de obstáculos desde los 80 o 30 centímetros (dependiendo del modelo y tipo) y permiten al usuario acercarse hasta a 10 centímetros. Es muy útil para espacios pequeños.

Los hay de 2 tipos distintos: sensores de ultrasonidos y sensores de radar.

Sensores ultrasonidos

Los sensores de aparcamiento por ultrasonido son dispositivos inalámbricos que van instalados en los paragolpes (de fábrica o posteriormente). Suelen ser 4 ó 6 pequeños círculos, del tamaño de una moneda, que se encuentran al lado de los focos. Emiten ondas de ultrasonido (no percibidas por el oído humano) y miden la distancia con los objetos a través de la medición de ecos. Es decir, esas ondas rebotan en los obstáculos y el receptor trata la señal para calcular los centímetros a los que se encuentran los mismos. Por esa razón, cuantos más sensores tenga instalado un vehículo más segura será la maniobra que se lleve a cabo al ser mayor la precisión del sonido o de las señales ópticas recibidas.

Sensores de detección electromagnética o radar

Este tipo de sensores también van instalados en los paragolpes, pero son una tira metálica que se adhiere al interior de los mismos, por lo que no son visibles desde el exterior. Se trata de un único sensor que ocupa todo el parachoques, sin ángulos muertos. Funciona con ondas electromagnéticas que detectan elementos externos por las alteraciones del campo electromagnético.

La ventaja de este sistema es que suele avisar también de los obstáculos que se encuentran detrás del vehículo aunque éste vaya a una velocidad superior. El problema es que algunos pueden presentar problemas en situaciones de lluvia y detectar los objetos a una distancia menor que el de ultrasonidos.

Aparcar el coche, cada vez más fácil

Los sensores de aparcamiento son uno de los sistemas que se pueden encontrar en los vehículos que circulan hoy en día por las carreteras del país, pero no el único. Aunque no están tan extendidos como los sensores, algunos coches incorporan otros que pueden no sólo indicar la distancia que lo separa de un bordillo alto o un muro sino que también aparcan prácticamente solos. Las nuevas innovaciones tecnológicas permiten a los conductores evitar el estrés de estacionar y los disgustos de tener roces en sus coches. Gracias a sistemas que calculan automáticamente si un vehículo entra en determinado espacio, o que incluso mueven solos el volante hasta que el coche se encuentra perfectamente aparcado, se reducen los desperfectos en los vehículos al estacionar.

Fácil y seguro

La alta tecnología llega cada día a los coches respondiendo a la necesidad de los conductores de mejorar la comodidad, pero también a la búsqueda seguridad en la carretera. Las nuevas prestaciones, como los sensores de aparcamiento, buscan mejorar y facilitar la conducción al mismo tiempo que se evitan situaciones de peligro al volante. Si tienes un vehículo o piensas adquirir uno próximamente es muy posible que busques todos estos dispositivos de última generación, pero debes tener en cuenta que aunque los coches sean cada vez más seguros las obligaciones al volante.

Respetar las normas de circulación y conducir de manera responsable van unidos a la obligación de contratar un seguro de Coche que incluya, como mínimo, cobertura de responsabilidad civil. Tus necesidades aseguradoras si tienes un coche viejo o uno nuevo pueden ser distintas, pero Rastreator te ayuda a tomar la mejor decisión de una manera fácil y rápida.

La alta tecnología llega cada día a los coches respondiendo a la necesidad de los conductores de mejorar la comodidad, pero también a la búsqueda seguridad en la carretera. Las nuevas prestaciones, como los sensores de aparcamiento, buscan mejorar y facilitar la conducción al mismo tiempo que se evitan situaciones de peligro al volante. Si tienes un vehículo o piensas adquirir uno próximamente es muy posible que busques todos estos dispositivos de última generación, pero debes tener en cuenta que aunque los coches sean cada vez más seguros las obligaciones al volante.

Respetar las normas de circulación y conducir de manera responsable van unidos a la obligación de contratar un seguro de Coche que incluya, como mínimo, cobertura de responsabilidad civil. Tus necesidades aseguradoras si tienes un coche viejo o uno nuevo pueden ser distintas, pero Rastreator te ayuda a tomar la mejor decisión de una manera fácil y rápida.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...