Cómo se detectan los coches sin seguro

Detectar un coche sin seguro es una práctica habitual de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que se apoyan en las nuevas tecnologías para interceptar aquellos vehículos que están circulando sin hacer frente a una obligación que tenemos en común todos los conductores.

Algunos de los vehículos que utilizan tanto los miembros de la Policía como los de la Guardia Civil cuentan con una cámara que capta la matrícula de los vehículos que le rodean y la contrasta automáticamente con una base de datos a través de un ordenador situado en el interior del coche. Existe la posibilidad de instalar la cámara en cualquier compartimento del vehículo, tanto delante, como detrás, en los laterales o incluso en el exterior del vehículo. De esta manera se posibilita la lectura de matrículas de los coches que circulan por carriles paralelos, e incluso en sentido contrario.

Si se capta una matrícula de un vehículo que no aparece como asegurado, el ordenador de a bordo emite una señal sonora a modo de aviso y tomará una fotografía de dicho vehículo, que podría ser utilizada como prueba contra el propietario del mismo. Si las circunstancias lo permiten, se detendrá al vehículo y se pedirán al conductor los papeles correspondientes al seguro de coche obligatorio, tanto la póliza como el seguro bancario. En caso de que éste no los facilite, el siguiente paso será interponer una denuncia.

Las sanciones por conducir sin seguro obligatorio varían desde los 1.000 euros aplicables a un ciclomotor, hasta los 2.600 euros a los que tendrá que hacer frente el propietario de un vehículo pesado. La multa que tendrá que pagar el propietario de un turismo que no tenga el seguro de su vehículo será de 1.500 euros.

Para encontrar un seguro de coche al mejor precio lo mejor es consultar el comparador de seguros de Rastreator.com.

Redacción Rastreator.com

COMPARAR SEGURO DE COCHE AHORA