Compartir coche, una forma de ahorrar

En las grandes ciudades, especialmente los días laborables, la mayor parte de los vehículos circulan con un solo conductor, lo que conlleva un aumento de la contaminación, más atascos, menos tiempo de sueño y un gasto extra de combustible para la persona que está al volante.

Una de las soluciones para evitar este problema es buscar a otras personas que vivan cerca de tu domicilio y habitualmente hagan la totalidad o parte del recorrido que tú haces, y en un horario similar, y así poder compartir vehículo, pagando la gasolina a medias. El dinero que ahorras con esta iniciativa lo puedes invertir en otros aspectos asociados al vehículo, como las reparaciones, el cambio de aceite o el seguro de coche, por ejemplo.

Compartiendo vehículo con otras personas todo son ventajas. Ahorras, como mínimo, la mitad del combustible en tus desplazamientos. Además, contribuyes a reducir la contaminación de tu ciudad y se te hace más ameno el camino. Además, si en tu localidad existe carril VAO (Vehículo de Alta Ocupación), podrás utilizarlo, lo que conllevará un ahorro considerable de tiempo en tu recorrido, ya que en las horas punta las carreteras de acceso y salida de las ciudades suelen estar atascadas.

Este sistema lo puedes utilizar tanto en tus desplazamientos al trabajo como a la hora de hacer viajes de largo recorrido. Para encontrar a personas con las que compartir vehículo tienes diferentes opciones: publicarlo en las redes sociales, poner un anuncio en tu lugar de estudio o de trabajo, o bien utilizar diferentes portales orientados a este fin. Después, una vez que tengas a un candidato para compartir vehículo, sólo hay que utilizar la lógica para discernir si puede ser un buen compañero de ruta o no.

Las normas básicas de utilización del vehículo, como lugar de recogida, puntualidad, emisora de radio a escuchar, o posibilidad de fumar en el interior del coche, podéis acordarlas juntos.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...