Conducir por la derecha o por la izquierda

Conducir en el Reino Unido o en España tiene una diferencia muy significativa: unos vamos por el carril de la derecha y otros van por el de la izquierda. Seguro que alguna vez te has preguntado a qué se debe esta diferencia en los hábitos de circulación. ¿Es cuestión de ser zurdos o diestros, o de hechos históricos que marcaron un hito en su tiempo y que aún prevalecen en las normas de tráfico de la actualidad?

En Rastreator.com también nos hemos hecho esta pregunta, y por eso queremos compartir contigo algo de lo que hemos averiguado sobre el tema. Existen varias teorías sobre el origen de la costumbre. A continuación te mostramos las más aceptadas.

La primera teoría se remonta a las épocas de los coches de caballos, cuando los cocheros de Inglaterra conducían el carro sentados en el lado derecho para usar el látigo, y así poder controlar los impulsos de los animales. De esta forma, si se encontraban con otro carro en sentido contrario, era más práctico y seguro girar hacia su izquierda, sencillamente porque así tenían una mayor visibilidad de los animales. Mientras tanto, en otros países los cocheros iban sentados en el lado izquierdo, razón por la cual les venía mejor girar a la derecha.

Para comprender la segunda teoría hay que retroceder en el tiempo y situarse en el origen de los primeros vehículos que existieron en el mundo, en los que el asiento del conductor estaba siempre en el centro. Tiempo después, algunos fabricantes de coches decidieron moverlo a un lugar más cercano al centro de la carretera, con el fin de ayudar a los conductores a tener cuidado con el tráfico en sentido contrario, mientras que otros lo desplazaron al otro lado para que los conductores no dañaran el vehículo en muros, alcantarillas y otros obstáculos.

Para otros estudiosos del asunto, la teoría acertada no tiene que ver con los cocheros ni los caballos, sino que se debe a que, con motivo de una multitudinaria peregrinación a Roma en torno al año 1300, el Papa Bonifacio VIII estableció una ley para que los carros circularan por su izquierda. Cinco siglos después de esto, Napoleón Bonaparte cambió el sentido de la marcha en todo su imperio, salvo en Inglaterra, el país que no pudo conquistar.

En el momento de estandarizar la fabricación de coches y las vías públicas para conducir, en la Inglaterra de la Revolución Industrial prevaleció el conducir a la izquierda, así como en la mayor parte de sus colonias y países miembros de la “Commonwealth”.

En cualquier caso, independientemente de cuál sea la verdadera razón de esta costumbre, lo que es seguro es que algunos conducimos por la derecha y otros por la izquierda y que todos debemos contar con un seguro de coche que cubra cualquier incidente en carretera. Además, te recordamos que si eres español y te vas a vivir a Inglaterra el precio de tu póliza puede incrementarse, por la falta de costumbre y el potencial riesgo de sufrir un siniestro…


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...