Conduzca en el extranjero con su permiso español

Más de dos millones de españoles residen fuera de nuestro país. Fundamentalmente en América y Europa. El español ha sido tradicionalmente un ciudadano emigrante. Pero la crisis económica ha incrementado la densidad de este flujo migratorio, que no se realiza con vocación de permanencia en todos los casos. Aparte de los que acabarán quedándose, miles de nacionales se han establecido en el extranjero, o prevén hacerlo, de forma temporal. Los motivos más frecuentes son ampliar estudios, aprender o perfeccionar un idioma, iniciar o continuar una carrera profesional “interrumpida” en España… Ya sea de manera prolongada o eventual, trasladarse a otro país obliga a resolver una serie de gestiones que no suelen plantearse cuando se viaja por turismo. Uno de estos trámites es la convalidación del carné de conducir. Pero no siempre es necesario hacerlo. En Rastreator queremos destacar algunas cuestiones de interés general.

Realmente, conducir en el extranjero tan solo es una práctica que requiere de cierto “papeleo” en contadas ocasiones. Si el país de destino pertenece a la Unión Europea o al llamado Espacio Económico Europeo (Noruega, Islandia y Liechenstein) no hay que hacer nada. Los estados de la UE y estos otros admiten que sus respectivos ciudadanos puedan conducir con sus carnés originales, sin necesidad de homologarlo o tramitar un permiso distinto. Bien distinto es cuando el ciudadano ha previsto establecerse en países que no pertenecen a la Unión Europea o en aquellos que no han suscrito los convenios de Ginebra o de Viena, que regulan, entre otras cosas, los canjes.

La convalidación del carné de conducir no es igual en todos los países que la admiten. Del mismo modo que en España se exigen diferentes requisitos para los ciudadanos de unos u otros Estados, cada país tiene potestad y autonomía para exigir los documentos y procedimientos que estime convenientes. Por este motivo -y porque los reglamentos y los trámites cambian-, la DGT no ofrece un listado universal de requisitos. La convalidación de los permisos no es igual en todos los países que la admiten. Lo que sí ofrece son pistas y consejos prácticos.

Una opción bastante interesante cuando la permanencia en el país de destino vaya a ser inferior a seis meses o a un año, según el caso, es considerar solicitar un permiso internacional de conducción. Se trata de un documento que habilita para conducir de forma temporal en países que no son miembros de la UE ni han suscrito los convenios de Ginebra o de Viena.

El permiso internacional (cuyas páginas interiores señalan, en diversos idiomas, los datos personales del titular y los tipos de vehículos que puede conducir) solo puede ser solicitado por el titular de un permiso de conducción español vigente y se expide en las jefaturas provinciales y locales de tráfico. Su validez es de un año y no se puede utilizar en el país que lo expide (en este caso, en España), ya que solo es un documento válido en el extranjero.

Huelga decir que cuando el titular de un permiso de conducción expedido en España se establece en otro país, queda sometido a las disposiciones de ese Estado en todo lo relacionado a la normativa, el periodo de vigencia, los controles de aptitudes psicofísicas, las sanciones en caso de infracción. Sobre este particular, hay que precisar que cada póliza de seguro de coche emitida en un estado miembro de la UE garantiza la cobertura mínima de seguro requerida por la ley en otro estado miembro. En todo caso, conviene consultar con la compañía aseguradora sobre la cobertura en el extranjero.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...