Consejos para saber cómo se debe frenar un coche

La técnica de frenado de un vehículo varía según si el coche dispone o no de ABS. Si nuestro vehículo no dispone de ABS y notamos que tenemos las ruedas bloqueadas debemos aflojar ligeramente la presión que hacemos sobre el pedal de freno, volviendo a ejercer presión si notamos que hemos soltado demasiado el pie.

En un vehículo sin ABS un frenazo demasiado profundo puede bloquearnos las ruedas, alargar la frenada e incluso dejar sin dirección al vehículo, lo que resultaría muy peligroso ya que éste se puede salir de la carretera o invadir el carril contrario. Si, por el contrario, nuestro coche cuenta con ABS, lo mejor es pisar a fondo tanto el freno como el embrague. Notaremos unos ligeros movimientos en el pedal, que nos indicará que el ABS ha entrado en funcionamiento, pero no debemos aflojar la presión que estamos haciendo sobre los pedales, sino que la mantendremos durante todo el tiempo que sea necesario. Un vehículo con sistema ABS no corre el riesgo de ver bloqueadas las ruedas, ni tampoco pierde capacidad de dirección. También se recomienda el ABS porque el coche responde mejor y en menos tiempo a la frenada.

Si nos encontramos con un obstáculo en la calzada y nuestro coche tiene ABS, esquivaremos el obstáculo girando el volante, pero ejerciendo presión en el freno de manera continua. Para deshacer el giro utilizaremos movimientos cortos y rápidos. Por el contrario, con un coche que no tenga ABS hay que frenar y a continuación levantar el pie del freno, al tiempo que se gira el volante para evitar el choque, volviendo a frenar en caso que lo viéramos necesario.

En cualquier caso, y ante posibles incidentes en carretera, siempre es necesario llevar a mano los papeles correspondientes al seguro de coche. Si está buscando uno ajustado a su presupuesto, utilice el comparador de seguros de Rastreator.com.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...