Dispositivos obligatorios en coches nuevos: ESP e Isofix

Diciembre de 2014

  • A partir del 1 de noviembre es obligatorio que los coches nuevos se fabriquen con determinados dispositivos si se quieren vender en la Unión Europea.
  • Ayudan a mejorar la seguridad y a reducir el consumo de combustible y las emisiones de gases nocivos a la atmósfera.

A partir del pasado 1 de noviembre todos los vehículos nuevos que se quieran vender en la Unión Europea pasan a contar obligatoriamente con una serie de equipamientos que hasta ahora podían ser opcionales. Se trata de dispositivos que mejoran las seguridad del vehículo y sus ocupantes, tanto de manera activa (impidiendo que se produzca un accidente) como pasiva (minimizando las consecuencias de uno que ya se haya producido).

Otro de los sistemas que pasan a ser obligatorios no tiene impacto directo en la seguridad, pero sí en el consumo de los vehículos. Reducir la dependencia del petróleo es una prioridad para las autoridades europeas, así como reducir las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

Éstos son los dispositivos que han pasado a ser obligatorios en los coches de nueva fabricación:

El ESP ya es obligatorio

El ESP es el mayor avance en seguridad del automóvil desde la implantación del cinturón de seguridad y el airbag . Se trata de un sistema de control electrónico de la trazada que impide que el conductor pierda el control del coche en una maniobra brusca de cambio de dirección. Este sistema se aprovecha de algunos sensores con los que ya contaban los coches (gracias al ABS) e instala otros nuevos.

Una centralita controla en todo momento la velocidad y el ángulo de giro de cada rueda y compara estos valores con los del volante y un sensor giroscópico situado en el centro del vehículo. Con todos estos datos es capaz de averiguar si el coche se está comportando como el conductor desea o si, por el contrario, subvira o sobrevira (gira de menos o de más).

En caso de que algo no vaya bien, la centralita activa un sistema hidráulico capaz de frenar individualmente cada una de las 4 ruedas, para que el movimiento del coche se corresponda con el giro del volante. El sistema funciona en tiempo real realizando centenares de mediciones y cálculos por segundo. Así, en el momento en el que se produce un movimiento brusco, es capaz de responder inmediatamente y evitar un accidente.

El sistema Isofix

El Isofix es el sistema homologado de anclaje de 3 puntos para sillitas de niño en el coche. Este procedimiento de seguridad infantil ha unificado los criterios para asegurarse de que las sillitas homologadas se puedan instalar en todos los coches que se venden en Europa.

Consta de 3 puntos de anclaje fijos, que se encuentran en los bajos del asiento y en la parte trasera de los mismos o en el suelo del maletero. Están soldados o atornillados a la carrocería del coche y su enganche es universal. De esta manera, las sillitas se fijan de una manera sencilla y rápida y se evita que salgan despedidas en caso de impacto.

Testigo de cinturón no abrochado

Este sistema cuenta con sensores en los asientos que detectan cuándo hay alguien sentado y comprueban que el cinturón de seguridad correspondiente esté abrochado. En caso contrario, avisan a los ocupantes mediante señales luminosas y acústicas.

Indicador de cambio de marcha

Este elemento tiene como objetivo que lo conductores hagan una conducción más eficiente. Tiene en cuenta las revoluciones a las que está trabajando el motor, avisando de cuando es el momento ideal para cambiar el desarrollo.

De esta manera, se optimiza el consumo de combustible y se evitan emisiones de gases contaminantes. Y es que conducir en un régimen de revoluciones inadecuado puede disparar el consumo de gasolina y con él las emisiones y el gasto de combustible.

Indicador de presión de los neumáticos

Otro sistema pensado para optimizar el rendimiento del vehículo a la vez que mejora la seguridad. Unos neumáticos con la presión incorrecta pueden influir negativamente en el rendimiento del coche, y en algunas ocasiones pueden comprometer la adherencia de las ruedas. Este sistema avisa al conductor de cuando la presión es inadecuada o se ha sufrido un pinchazo.

Cambios que están por llegar

Todos estos dispositivos ya son obligatorios en los coches nuevos, pero los cambios no acaban aquí. Dentro de poco entrarán en vigor nuevas normas para los vehículos, que también tienen que ver con la seguridad y la eficiencia.

E-call

El E-Call será obligatorio en todos los vehículos que se produzcan a partir de octubre del 2015. Se trata de un sistema autónomo que llama al 112 en caso de accidente, sin necesidad de que lo haga el conductor u otra persona.

Entra en funcionamiento cuando se ha disparado al menos un airbag y envía a los servicios de emergencia información básica para atender el siniestro, como las coordenadas GPS exactas donde se ha producido o del número de ocupantes que transportaba el vehículo.

Limitación de ruido de los vehículos

Esta norma entrará en vigor en julio de 2016. Establece en 68 decibelios el nivel máximo de ruido que puede emitir cualquier vehículo. Actualmente, el límite está fijado en 74 dB. Habrá una segunda y una tercera fase que reducirán aun más este valor en 2020 y 2024.

Los nuevos dispositivos obligatorios y el seguro de Coche

Todos estos nuevos elementos van a ser obligatorios en los vehículos nuevos. Dado que todos ellos vendrán de serie en los nuevos coches no habrá necesidad de declararlo en el seguro como un elemento adicional.

No obstante, por mucho que se eviten accidentes, sigue siendo obligatorio contar con un seguro de Responsabilidad Civil en cualquier vehículo que esté dado de alta, incluso si está aparcado y no circula. Y para conseguir el mejor seguro lo más práctico es acudir al comparador de Rastreator, que busca entre las ofertas de las principales aseguradoras y encuentra todas las coberturas al mejor precio.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Javier BarrosoRastreator.com


Seguro que te interesa...