El Certificado de Siniestralidad, el último paso para cambiar de seguro

En la actualidad, son muchas las compañías de seguros de automóviles que ofrecen ofertas para atraer clientes. Son muchas las campañas publicitarias y recursos para atraer a conductores, pero como sucede en el sector de la telefonía móvil o en muchos otros, los recursos en la atención al cliente pueden ser algo defectuosos, de ahí que a veces cambiar de compañía resulte una auténtica odisea. Muchas ofertas, muchos documentos requeridos y una asesoría por parte de las aseguradoras a veces deficiente hacen de las pólizas un reto para los conductores.

Por eso, algunas páginas especializadas o comparadores de precios como Rastreator han incluido en sus sites un enlace para saber qué documentos son necesarios a la hora de contratar el seguro, ya que además, éstos varían según qué compañía.

Entre los mencionados aparecen el permiso de conducir, la ficha técnica del vehículo, el recibo del seguro anterior o el permiso de circulación, entre otros. Pero sin duda, el que suele crear más quebraderos de cabeza es el historial de siniestralidad. Documento que es de obligada entrega para las aseguradoras si así lo desean los conductores, pero que a menudo tarda en exceso, lo que favorece a las aseguradoras, que disponen así de más tiempo para convencer a sus clientes de que no se cambien de compañía. Además, este documento es, sin duda, el factor que más va a modificar el precio de tu seguro de coche, ya que se verá ampliamente modificado según el número de accidentes con culpa que hayas tenido en los últimos años, es decir, en aquellos en los que hayas tenido que asumir tu culpabilidad.

Este documento esta archivado en el servicio SINCO, que es el fichero histórico del seguro del automóvil, fichero que forma parte de Tirea, empresa que gestiona la tecnología de las aseguradoras. Sin embargo, hay algunas aseguradoras (un número escaso) que no forman parte de este fichero por decisión propia.

Aseguradoras que si son aquellas con las que tienes contratada una póliza necesitarás un certificado de siniestralidad, documento por el que tu compañía actual expone el número de siniestros en los que hayas resultado culpable en los últimos cinco años de vida de tu póliza anterior. De ese modo, la nueva aseguradora obtiene un documento que le garantiza que tu historial siniestral es el que declaras realmente. Pero como hemos dicho anteriormente, la entrega de este certificado no es tan efectiva como desearían algunos conductores ¿Qué soluciones veis ante esto?


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...