El coche fantástico sigue generando negocio

El coche fantástico, la conocidísima serie de televisión estadounidense de los años 80, aún está produciendo negocio a juzgar por las réplicas de este auto que se siguen comercializando. Una de ellas, de 1982, original y que participó en el rodaje de la serie, salió a la venta en 2010 por 29.995 dólares.

La ficción televisiva ha hecho famoso e inconfundible al Pontiac Firebird TransAm que la protagonizaba, modificado para la serie, de color negro y que casi tenía vida propia. Y al actor David Hasselhoff, que interpretaba a Michael Knight, un defensor de los pobres y desamparados que conduce el auto inteligente llamado KITT, cuya motivación principal era proteger la vida humana.

Este modelo de coche se fabricó desde la década de los 60, pero los modelos de la serie son del 85, con un motor V8 de 7.5 litros (típicamente americano) que ofrecía una potencia de casi 310 CV. La principal característica de este motor no era la velocidad, que alcanzaba los 211 km/h, aunque sí resultaba espectacular su capacidad de aceleración, de 0 a 100Km/h en 5.4 segundos.

Desde 1986 y tras 90 capítulos dejó de emitirse la serie, que ha habido varios intentos por resucitarla. Sin embargo, en la mente de todos queda tan sólo el recuerdo de un coche que hablaba, tenía luces y mantenía una conexión especial con la mente de su conductor. Un auto que, a pesar de ser ficción, habrá requerido de un seguro de coche excepcional para el rodaje de escenas sorprendentes.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...