El fraude en los seguros de coche nos afecta a todos

En el mes de Octubre de 2011, las compañías de seguros dieron a conocer un dato escandaloso, los conductores españoles habían defraudado a las compañías de seguros un importe que rondaba los 780 millones de euros a través de siniestros fraudulentos a lo largo de aquel último ejercicio. Las últimas estimaciones parecen indicar que la cifra que se espera para el ejercicio de 2012 puede ir encaminada a resultados similares. Los casos de fraude se han disparado un 30% en el último año debido a la crisis y el paro.

Las formas de fraude abarcan todo tipo de situaciones que se puedan imaginar. En muchos casos se practica mediante accidentes fingidos, tanto por particulares como por los talleres mecánicos, que hacen uso de vehículos siniestrados adquiridos en chatarrerías y desguaces para asegurarlos y declararlos siniestros posteriormente para cobrar un suplemento en sus dividendos.

También se ha descubierto hace relativamente poco el caso de un taller que colisionaba los coches de sus clientes contra las propias columnas y paredes de sus instalaciones para cobrar posteriormente desperfectos mayores de los que el coche traía originariamente.

Otro fraude parece ser el que llevan a cabo algunos autónomos fingiendo enfermedades ligadas a falsos accidentes y las que realizan ciertos corredores de seguros que se comprometen a realizar un seguro quedándose el dinero de la póliza sin que tal seguro se lleve realmente a término.

Estos datos lejos de resultar una hazaña loable de la picaresca española como algunos entienden, tienen una repercusión directa sobre el resto de asegurados, pues en muchos casos las compañías de seguro enrocan aún más sus cláusulas o aumentan las primas de riesgo, llegando a encarecer el seguro hasta un 10% más.

Sin embargo, también hay quien apunta que es la labor de los peritos de la propia compañía detectar estos fraudes, que son los clientes de las compañías de seguro quienes abonan con sus pagos la labor de éstos y que la responsabilidad de contratar personal cualificado recae directamente en las compañías de seguros, sin que deba cargarse a la generalidad de asegurados con los gatos que supone la impericia de los peritos.

En definitiva, la situación económica complicada en España vuelve a repercutir de forma directa en sectores como el de los seguros de coche. Responsabilidad de los usuarios o de las aseguradoras aparte, el dato definitivo apunta a un fraude que salpica a todos.

Desde Rastreator.comte aconsejamos que tengas al día tu seguro de coche

Redacción Rastreator.com

COMPARAR SEGURO DE COCHE AHORA