El Mini cumple 50 años

Parece que fue ayer, pero este verano habrán pasado cincuenta años desde aquel verano de 1959 en que el Mini se presentó en sociedad. El proyecto había nacido tres años antes, cuando la British Motor Corporation decidió diseñar un coche realmente pequeño. Buscaban un coche de reducidas dimensiones, cuatro plazas, que gastase poco y tuviese un buen funcionamiento. Estaban buscando un prototipo que terminaría convirtiéndose en el Mini tal como hoy lo conocemos, un coche que llegaría a ser una auténtica leyenda.

El primer Mini medía 3,05 metros de largo, 1,41 de ancho y 1,35 de alto. Era un coche versátil y con mucha potencia, que hace ya cincuenta años podía alcanzar los 115 km/h. De hecho, con el paso de los años, el Mini terminaría convirtiéndose en un auténtico coche de carreras, especialmente de rallies. Sería solamente tres años después, en 1962, cuando vio la luz el Mini Cooper. Curiosamente, algunos pilotos de fórmula 1 han utilizado el Mini para iniciarse en el automovilismo; uno de ellos fue Niki Lauda, quien calificó al Mini como un coche “muy fácil de llevar, directo y muy veloz”.

Sin embargo, los primeros años del Mini no fueron precisamente un éxito. No se vendía demasiado bien y desde luego estaba muy lejos de convertirse en el gran mito que es hoy. Curiosamente, una de las figuras que más influyó en esos primeros años para que el Mini se convirtiese en un mito, fue la Reina de Inglaterra, Isabel II, que ni corta ni perezosa se subió en un Mini para dar un paseo por el parque del castillo de Windsor en 1962. A partir de entonces, las ventas se dispararon, el Mini ya había tenido su consagración y se mantendría invariablemente durante décadas como un éxito absoluto de ventas. Se sucedieron los modelos y las versiones, pero el Mini seguiría triunfando por muchos años que pasaran.

Muchísimos famosos tienen o han tenido un Mini como una de sus más preciadas posesiones. El rey Juan Carlos I cuando aún era príncipe tenía un Mini, al igual que el también príncipe Rainiero de Mónaco. Numerosos actores como Paul Newman, Brigitte Bardot, Peter Sellers o Steve McQueen han tenido su propio Mini. Corrían los años 60, incluso los Beatles sucumbieron al influjo del Mini, llenándolo de flores al estilo hippy. Hoy, figuras públicas del pop y la moda, como Madonna o Kate Moss, presumen de tener un Mini.

El Mini, que pertenece actualmente a la casa BMW, sigue siendo un modelo de referencia, que a pesar de sus cincuenta años sigue tan guapo como siempre, los años parecen no pasar por él. Aunque los nuevos modelos del Mini han cambiado en parte su aspecto físico y lo han modernizado, el Mini sigue manteniendo su espíritu de siempre y sigue siendo un modelo de referencia, siempre de moda por muchos años que pasen.

No será hasta el 26 de agosto cuando el Mini sople las velas de su cincuenta cumpleaños. Como regalo, además de las diversas celebraciones que se están llevando a cabo a lo largo de este año, BMW lanzará al mercado dos nuevas versiones: Mayfair y Candem, que llevarán por nombre dos de los barrios más famosos de Londres, ciudad donde se forjó la leyenda del Mini.

Desde Rastreator.com, te deseamos:

¡Feliz Cumpleaños, Mini!, Y que cumplas muchos más…


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Eva MonteroRastreator.com


Seguro que te interesa...