El seguro antiguo cubre el nuevo vehículo

Mantener su seguro es la situación más habitual cuando se vende el vehículo para comprarse otro. En este caso, hay que comunicar a la compañía la fecha exacta de las operaciones respectivas de venta y compra para que calcule el precio de la nueva póliza, que tendrá en cuenta la parte proporcional de la prima no consumida. Las compañías aseguradoras suelen respetar igualmente esta cuestión a aquellos usuarios que, de momento, no adquieren un nuevo vehículo. Hablamos en estos términos porque, en este caso, el compromiso incorpora “letra pequeña”. La mayoría de aseguradoras suele poner un año de plazo como tope máximo, al término del cual si el usuario no ha asegurado otro vehículo se quedan con la prima no consumida del anterior.

Portales de contenidos como Rastreator permiten al usuario realizar comparaciones entre las propuestas de diferentes seguro de coche.

Traspasar el seguro

En aquellos casos en los que la venta del vehículo se lleva a cabo bajo el compromiso de traspasar su seguro al nuevo dueño, hay que cumplir con los preceptos que establecen las aseguradoras para aprobar la operación. En primer lugar, el usuario debe comunicar la venta del automóvil a su compañía, así como la intención de traspasar su seguro indicando los datos personales y de contacto del nuevo dueño. A continuación, la compañía establece contacto con el nuevo titular para conocer su historial de siniestralidad y experiencia y aceptar, o no, el traspaso.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...