El Seguro y los neumáticos…

Cuando una compañía aseguradora comercializa una póliza específica, trata de ofrecer toda una batería de coberturas que protejan al asegurado ante diferentes situaciones de riesgo que le puedan acaecer en la vida diaria.

Lo malo es que los usuarios no siempre van con buena fe y frecuentemente intentamos “colarle” al seguro algún gasto que en buena ley no nos correspondería. Esto lo saben sobradamente las aseguradoras y por ello, las pólizas que ofrecen están llenas de limitaciones y exclusiones para evitar fraudes. Aunque al final, como en casi todos los órdenes de la vida, deberíamos ser conscientes que el fraude lo terminamos pagando entre todos con primas más altas que cubran la “cara dura” de unos pocos.

Un claro ejemplo de lo que estamos hablando es la cobertura de los neumáticos, que resultan ser un elemento más de serie que incluye el vehículo cuando sale del concesionario, de la misma forma que lo son los asientos, el volante, el motor o el sistema de alumbrado. Sin embargo, nos solemos preguntar sobre el porqué las compañías de seguros generalmente no los cubren y si lo hacen, están sujetos a marcadas limitaciones, y es que la respuesta es simple: el riesgo estadísticamente más que probable de fraude.

Las barreras habituales que ponen las aseguradoras cuando se trata de neumáticos suelen consistir en cubrirles siempre que sean parte de una declaración de siniestro total. Luego están las aseguradoras que solo cubren un porcentaje del valor del neumático, sin importar si este era nuevo o muy usado, con lo cual se deja una puerta abierta a la picaresca. Le siguen la compañías que corren con el costo total de su valor a nuevo solo en los casos de que exista la posibilidad de delimitar con claridad que no se trate de un fraude. Y por último, están las aseguradoras que cubren el 100 por cien del coste del neumático en cualquier circunstancia al considerar que el porcentaje de fraude que pudiese darse es asumible pero, claro está, esa derrama que tienen perfectamente calculada estará prorrateada entre todos los asegurados y repercutirá necesariamente en el precio.

Desde aquí, animamos a las compañías de seguros que sigan avanzando en la redacción de sus coberturas y sean imaginativas, ofreciendo fórmulas para hacer más placentera la vida de sus asegurados, y en lo que respecta a este caso concreto, que velen por nuestra seguridad entendiendo que los neumáticos son una parte imprescindible de ella.

Desde Rastreator te aconsejamos que tengas al día tu seguro de coche.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...