Fraudes a las aseguradoras

Será a causa de la crisis y las situaciones de necesidad que crea, o por simple y pura delincuencia; pero el caso es que la picaresca crece que asusta y con ella el fraude a las compañías de seguros. Las estadísticas hablan de un incremento del 10% anual y hasta existe un proyecto para evaluar el método más novedoso, un estudio que promueve la ICEA, que es la Asociación de Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras, y cuyo Presidente José M. Olazabal apunta que esta práctica llega a puntos tales que “la gente comienza por estudiar las indemnizaciones que se pagan por un accidente y acaban por simularlo, porque teniendo un colaborador que nos atropelle se puede embolsar mucho dinero”.

Y es que subyace el sentimiento, por parte del asegurado, de que ya ha pagado demasiado dinero a cambio “de nada” y que tal vez haya llegado el momento de dar algún parte a la compañía en la que tiene contratado su seguro de coche, seguro de moto o seguro del hogar para resarcirse de lo gastado.

Las aseguradoras hace tiempo que vienen bonificando la prima de seguro cuando el asegurado no da partes de daños o accidentes para evitar esto, pero es que por otra parte, las compañías de seguros -como otras muchas empresas que no son del ramo- no suelen tratar tan bien al tomador y tienen el mal hábito de tratar mejor a los nuevos clientes que a los antiguos, lo que provoca que el cambio de compañía se produzca cada año porque siempre hay buenas ofertas para captar nuevos clientes, lo que conlleva que los asegurados, antes de que venza la póliza, le den un “repaso” al coche o la casa con cargo a la compañía con la que dejarán de trabajar.

Y esta es la entelequia difícil de entender, porque lo único que se logra con estas políticas de empresa es que haya una rotación de clientes altísima, y que los tomadores de seguros –o sea, nosotros- estemos permanentemente a la caza constante de la oferta.

Seguramente que conocerás alguna historia sobre este tipo de fraude y se puede pensar que ya forma parte nuestra forma de vida porque ni siquiera está tan mal visto, y hasta puede proporcionar trabajo, como es el caso de los talleres de coches y no digamos si son de pintura.

Desde aquí te aconsejamos que si lo que quieres es acertar con tu póliza a la primera y no perder tiempo en cambiar de compañía o recorrerte decenas de oficinas en busca de la mejor calidad-precio, entres en Rastreator, comparador online de seguros que te hace la vida más fácil.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...