Hypermilling y Nenpimania, el colmo del ahorro

A estas alturas a nadie se le escapa que estamos en época de crisis y que cualquier euro que se pueda ahorrar es muy importante. Rastreator.com te ofrece la posibilidad de ahorrar en lo relacionado con el seguro de coche, pero en esta ocasión queremos hablar de dos tendencias de ahorro en consumo, en lo que se vendría a llamar conducción eficiente o Ecodriving: el Hypermilling y la Nenpimania.

Para los que no conozcáis estos conceptos, no os preocupéis porque Rastreator.com os lo explica. El primer punto es saber que Hypermilling está centrado en coches que utilizan combustibles fósiles y la Nenpimania está pensada sólo para coches híbridos.

De hecho la Nenpimania o Nempimania nació, como no puede ser de otra forma, en Japón. El nombre viene de la contracción de la palabra “nempi” (燃費) que significa ahorro de combustible y mania. Lo más curioso es que esta moda está ligada a un coche en concreto, el Toyota Prius y muchos de sus seguidores participan en las carreras que organiza la marca y que gana el que menos gasolina gaste.

La otra vertiente del ecodriving es el Hypermilling, que se utilizó por primera vez en Estados Unidos de la mano de un conductor de la Serie NASCAR, llamado Wayne Gerdes y conocido como “El Dios de la conducción eficiente” entre otros nombres.

Hay infinidad de técnicas para conseguir un menor consumo en el coche y algunas rozan la ilegalidad y sobre todo ponen en peligro la seguridad vial como pegar los retrovisores al coche, conducir pegado a los camiones para provechar el rebufo…. trucos que desde Rastreator.com no te recomendamos.

Por otra parte, hay otros trucos como minimizar la utilización de aire acondicionado, ventanas cerradas, aprovechar la energía cinética del coche o evitar baches para no perder inercia que puedes poner en marcha para ahorrarte unos euros.

Si lo tuyo es auténtica obsesión por todo lo Eco y estás empeñado en ahorrar en todos los gastos relacionados con tu coche, Rastreator.com te ofrece la última hora, y es que a los coches de hidrógeno o movidos por electricidad se suma un nuevo modelo de Toyota que obtiene su carburante a partir de algas marinas.

¡Seguiremos ahorrando!