La grúa y otros asuntos que es bueno conocer

Un vehículo aparcado en zona azul sin la debida autorización no podrá ser retirado por la grúa, aunque sí podrá ser multado de acuerdo con la reforma del régimen sancionador en materia de tráfico.

La enmienda sí autoriza a la retirada del vehículo cuando éste se encuentre aparcado en un estacionamiento reservado a discapacitados, ya que en este caso el coche mal estacionado obstruye o dificulta la movilidad de otros usuarios.

Estacionar en estas plazas para discapacitados se considerará una falta grave, al igual que programar el navegador mientras se conduce, con multas de hasta 200 euros.

Como novedad, la nueva Ley recoge una aspiración largamente perseguida por Automovilistas Europeos Asociados -AEA- desde hace más de 15 años en defensa de los legítimos derechos de los automovilistas. Así, en el apartado 3 del Art. 85 se establece que: “La Administración deberá comunicar la retirada y depósito del vehículo al titular en el plazo de 24 horas. La comunicación se efectuará a través de la Dirección Electrónica Vial, si el titular dispusiese de ella”.

Otro paquete de enmiendas introducido hoy a la nueva Ley de Seguridad Vial limita las infracciones en las que se pierden puntos del carné.

El titular del permiso no perderá cuatro puntos como hasta ahora en los casos de “conducción de forma negligente”, por ser ambiguo y llevar a la confusión del conductor.

Los conductores tampoco perderán puntos del carné, como sucedía ahora, por estacionar o parar en el carril-bus, en curvas, cambios de rasante, túneles, pasos inferiores o intersecciones. En estos casos el conductor podrá ser multado pero no verá reducidos sus puntos.

Tampoco conllevará pérdida de puntos el exceso de velocidad en las autopistas de acceso a las ciudades, limitadas en muchos casos a los 80 kilómetros por hora, siempre que el vehículo no supere los 130 kilómetros por hora.

Con el nuevo texto tampoco estará prohibido utilizar avisadores de radar, aunque sí será sancionable colocar en el vehículo dispositivos que inhiben los propios sistemas de control de velocidad instalados por la DGT.

Además, sólo se podrá pasar la ITV a un vehículo si se está al corriente de pago del seguro obligatorio. De este modo, a la entrada en vigor de la Ley, las estaciones de ITV pedirán la acreditación del seguro obligatorio en cada inspección.

Adiós a los papeles en el coche, ya que se acabó con la obligación de llevar en el coche toda la documentación, ya que deberá ser la Administración la que compruebe que el vehículo cuenta con todos los permisos. La obligación del conductor se limitará a tener todos los documentos exigidos por la Ley en regla y vigentes, pero no a llevarlos físicamente en el vehículo.

En el procedimiento sancionador, se aumenta el descuento por “pronto-pago”, que pasa a ser de hasta el 50 por ciento del importe de la multa que, además, podrá pagarse en el mismo momento de la denuncia y con tarjeta de crédito, acabando con un proceso farragoso para el ciudadano.

La nueva Ley de Seguridad Vial obliga al Gobierno, además, a destinar todo lo recaudado por multas a políticas de seguridad vial, como supresión de puntos negros o sustitución de quitamiedos peligrosos; cosa que llevan reclamando los motociclistas desde tiempo inmemorial.

Recordar que muchas pólizas de seguro del coche incluyen de forma habitual una cláusula que indica la posibilidad de realizar reclamaciones frente a multas debidas a infracciones de tráfico En algunos seguros, la posibilidad de recurrir sanciones está incluida dentro del paquete básico ofertado, Podrás comprobar las condiciones establecidas en este sentido por las compañías aseguradoras a través de Rastreator.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...