La OCU alerta sobre la falta de información por parte de las aseguradoras

Según el último informe de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) existen cinco claves para mejorar hasta en un 50% las condiciones económicas de las pólizas de automóvil.

A la hora de contratar un seguro existen dos factores clásicos que inciden en que nuestra opción pueda no ser ni la más beneficiosa desde el punto de vista económico, ni la más ventajosa en cuanto a las prestaciones de la misma. Estos factores no son otros que la falta de información por parte de las aseguradoras y el hecho de que los clientes no investigan con demasiado interés la información oculta en la temida “letra pequeña”.

En base a esto, la OCU aconseja que no se compare sólo precios y coberturas, sino aspectos como el bonus-malus, el coche de sustitución o el importe de la indemnización en caso de siniestro, cuatro cuestiones que también definen la calidad y eficacia de nuestro seguro.

Y todos estos factores pueden incorporarse a una búsqueda avanzada en los principales comparadores de seguros online, como Rastreator, que permite comparar precios y prestaciones entre las principales marcas del mercado, eligiendo siempre la mejor opción calidad-precio con tan sólo un click de nuestro ratón.

Pero antes de ello, analicemos en qué consisten las cinco claves citadas:

¿Qué es el bonus malus?

El bonus malus es una bonificación de reducción de la prima que normalmente se produce al segundo año si no hemos dado ningún parte al seguro o estos son de especial levedad. La cuota varía según la compañía aseguradora, pero la primera reducción ronda entre un 15 ó un 20% y las siguientes pueden llegar a un 50% de reducción de la prima.

Esta bonificación la tienen todas las compañías, pero en ocasiones, si el cliente no la reclama, la compañía omite la concesión de ésta rebaja.

¿Qué ocurre con el coche de sustitución?

Muchas compañías cuentan con un servicio de coche de sustitución para aquellos casos en el que el vehículo asegurado sufra un siniestro y tenga que pasar cierto tiempo en el taller mecánico para su reparación.

Ocurre a menudo que en estos casos, las compañías nos imponen unos trámites demasiado lentos y arduos, tardando más tiempo en tener en nuestras manos el coche de sustitución que nuestro vehículo reparado.

En estos casos en que el trámite de solicitud de coche de sustitución sea casi más largo que el tiempo de la reparación, conviene guardar los recibos de transporte que se utilice durante la inmovilización del coche para reclamar sus importes a la aseguradora.

¿Valor venal? ¿Qué es eso?

La indemnización en caso de siniestro total varía mucho, depende de la compañía y la antigüedad del nuestro vehículo. Normalmente, los dos primeros años se ofrece el valor más elevado por nuestro coche, el valor del precio nuevo en el mercado. Después de esto, el valor de nuestro automóvil se va depreciando progresivamente hasta llegar al precio más bajo, el valor venal, que equivale al precio de compra del concesionario. Es importante pues preguntar a nuestro asegurador sobre dicha cláusula y comparar los valores de éstas con el mayor número de compañías posible.

La reclamación de daños

Cuando se sufre un siniestro y no se está conforme con la solución ofertada por la aseguradora a la hora de reclamar daños, algunas compañías fijan un límite de tan sólo 600 euros para contratar libremente a otro abogado. Éste es un factor que siempre debemos preguntar, pues las seguradoras suelen pactar en torno a unos límites que siempre les sean ventajosos.

La cobertura para ocupantes

Ésta última nota es muy particular y depende en exclusiva de la valoración del asegurado, tan sólo la mostramos como una posibilidad más. Y es que existe un porcentaje de usuarios en el mercado al que les parece interesante negociar con la aseguradora la exclusión o reducción de las cobertura de ocupantes o conductor (que indemniza en caso de muerte o lesiones por accidente de tráfico) si nuestro seguro también oferta un seguro de vida, siendo mayor la cobertura económica de este último (con cuya indemnización se puede cubrir también los daños de los ocupantes).

Desde Rastreator.com te aconsejamos que tengas al día tu seguro de coche.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...