Las lunas de tu vehículo, siempre en perfecto estado

Las lunas de tu automóvil suponen un tercio de la resistencia estructural del vehículo, por lo que conviene tenerlas en excelente estado de conservación con el fin de no correr ningún riesgo cuando estamos al volante. Si hay una rotura en nuestro parabrisas, provocado por el impacto de una piedra, por ejemplo, la resistencia se reduce en un70%, según indica un estudio reciente elaborado por científicos de la Universidad de Barcelona.

Del parabrisas también depende que el techo aguante en su sitio cuando somos protagonistas de una colisión con vuelco. Si el techo se aplasta menos de 10 centímetros, los cristales no se romperán ni saldrán despedidos, evitándonos graves daños. Por otro lado, el airbag no funcionará correctamente si no tenemos nuestro cristal en las mejores condiciones.

De todos los cristales de nuestro vehículo, el que más daños sufre habitualmente es el parabrisas, ya que es una de las partes de nuestro coche que resulta más tocada si tenemos un golpe frontal. Las lunas laterales se sitúan en segunda posición, mientras que en última se encuentra la luna trasera, que rara vez se ve afectada, salvo que la colisión sea de envergadura.

Hay dos factores fundamentales que suelen ser los causantes de la rotura de la luna: el estado del pavimento y los factores térmicos. Ocho de cada diez lunas rotas tienen como causante la gravilla del firme. También influyen los cambios de temperatura a los que se somete el cristal. De las heladas se pasa al calor, y a la inversa, o lo que es lo mismo, vamos alternando en el cristal aire acondicionado y calefacción, lo que provoca que un pequeño impacto sin importancia se convierta en una rotura más seria.

Debemos mantener las lunas en perfecto estado porque con la seguridad no se juega, al igual que también nos conviene encontrar el mejor seguro de coche. Un vistazo al comparador de seguros de coche de Rastreator.com será encontrar aquello que lleva tiempo buscando.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...