Las rotondas constituyen un punto conflictivo en la circulación

La presencia masiva de vehículos en nuestras vías ha hecho que muchas intersecciones con semáforo sean sustituidas por rotondas, que permiten, en teoría, una circulación más fluida del tráfico. Sin embargo, las rotondas son, por naturaleza, un punto conflictivo, ya que no todos los conductores aplican los conocimientos adquiridos en la autoescuela y sus buenas prácticas de conducción cuando llegan a uno de estos puntos en la vía, lo que las convierte en una constante fuente de accidentes que no suelen revestir gravedad, pero son aparatosos. En caso de accidente, es necesario llevar a mano los papeles del seguro de coche. Con el comparador de seguros de coche de Rastreator.com se puede encontrar un seguro excelente, y al mejor precio.

Pero, ¿qué dice la normativa respecto a la conducción en rotondas? Lo primero que hay que tener claro es que tienen preferencia los vehículos que circulan por la rotonda ante los que quieren acceder a ella, que tienen la obligación de cederles el paso. La circulación a la rotonda se hace en sentido contrario a las agujas del reloj, pudiendo utilizar cualquier carril de la misma, pero eligiendo siempre el que mejor se adapte a la salida que queremos tomar. Es decir, si queremos hacer un giro a la derecha próximamente, utilizaremos el carril de la derecha, pero si no vamos a tomar la siguiente salida es mejor utilizar los carriles interiores, que iremos abandonando a medida que nos acerquemos a nuestra salida. No hay que olvidar que, cuando circulamos por una rotonda, es absolutamente fundamental señalizar los cambios de carril, para indicar al resto de usuarios nuestra maniobra con suficiente antelación. Sólo así conseguiremos no tener un accidente. Un último consejo, y quizá el más importante, es tener paciencia y empatía con el resto de conductores.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...