Los españoles, con etilómetro al circular por carreteras francesas

Con la llegada del verano son muchos los españoles que circulan con sus vehículos por carreteras francesas, lo que supone un acatamiento de las normas de circulación del país vecino. Desde el pasado 1 de julio, la normativa de circulación en Francia obliga a todos los conductores a llevar en su vehículo un etilómetro homologado, que mide el alcohol consumido, y la medida es de aplicación general, tanto para conductores franceses como para conductores extranjeros que circulen por las carreteras galas.

Asimismo, la obligatoriedad de llevar etilómetro es común para todo tipo de vehículos, incluidas las caravanas y las motocicletas, siempre que sean de cilindrada superior a 50 cm3.

Si las Fuerzas del Orden obligan a un conductor a presentar el etilómetro y éste carece del aparato, se le sancionará con una multa de 11 euros, que aumentará a 33 euros en caso de impago. A pesar de que la medida ha entrado en vigor en julio, la sanción no se denunciará hasta el 1 de noviembre.

Los etilómetros que deben llevar los conductores, incluidos los extranjeros, deben estar contemplados en la normativa francesa. Pueden ser químicos o electrónicos. Los químicos cuestan menos y se pueden encontrar en grandes superficies comerciales, farmacias o gasolineras, por lo que su adquisición no constituye problema alguno para el conductor.

En Francia está penado conducir con una tasa de alcoholemia de entre 0,25 mg/l y 0,4 mg/l, lo que se traduce en una multa de 135 euros y la prohibición de conducir en todo el territorio galo en los siguientes tres años. Si la tasa supera los 0,4 mg/l la multa máxima puede ascender a 4.500 euros.

Para circular por el extranjero conviene llevar un buen seguro de coche. Si está pensando en hacerse uno o cambiar el que ya tiene, utilice el comparador de seguros de coche de Rastreator.com y encontrará lo que busca en pocos minutos.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...