Los neumáticos, mejor nuevos que de segunda mano

En momentos difíciles, cuando la economía familiar se resiente, los consumidores comenzamos a recortar gastos, incluso arriesgando nuestra seguridad. Esto ocurre por ejemplo con los neumáticos, ya que muchos conductores optan por cambiar los suyos usados por otros de segunda mano que aún cuentan con algunos meses de vida. También sucede cuando el propietario de un vehículo se dispone a cambiar las llantas del mismo y opta por unas de segunda mano, ya que, normalmente, además de las llantas aprovecha la coyuntura para adquirir las ruedas que vienen con las mismas.

Según un estudio de Goodyear sobre seguridad vial, hasta 90.000 automóviles en España utilizan gomas en mal estado, lo que supone un riesgo en carretera. Os preguntaréis por qué, en Rastreator os damos la respuesta.

Los neumáticos de segunda mano, en la mayoría de los casos, no cuentan con las condiciones óptimas de seguridad, ya que pueden estar deformados (no olvidéis que cada coche es un mundo y al igual que los zapatos, las gomas adquieren los vicios de sus propietarios, ya sea por el estilo de conducción o por las características técnicas del propio vehículo), también pueden carecer de dibujo por el desgaste, lo que conlleva un riesgo severo de derrape o aquaplaning, sobre todo en invierno, o tener dañada su estructura interna por un mal almacenamiento. El problema es que, en la mayoría de los casos, estas condiciones no se perciben a simple vista y terminamos por adquirir un neumático en mal estado pensando que sus prestaciones son óptimas.

Según el informe elaborado por Goodyear, tres de cada cuatro siniestros con víctimas en los que se constató un fallo del vehículo, la posible causa era un defecto del neumático.

Si estás dispuesto a contratar un buen seguro de coche para garantizar tu bienestar y comprar un vehículo a la altura de las circunstancias, no cometas el gran error de escatimar en tus neumáticos.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...