Los semáforos sonoros, un gran invento

Hace ya más de una década que comenzamos a ver semáforos sonoros en las calles de nuestras ciudades y hoy son un elemento más de nuestro paisaje urbano en unos tiempos en los que cada vez se realizan más esfuerzos por la accesibilidad de las personas con algún tipo de discapacidad.

Muchas ciudades de menos de 30.000 habitantes ya los tienen instalados, pues son muy útiles para personas con deficiencias visuales, pero también se benefician de ellos otros colectivos, como las personas afectadas de Alzheimer o los niños.

Gracias a una conexión permanente con un ordenador, los semáforos sonoros emiten un sonido específico cuando se ponen en verde y otro diferenciado para la modalidad intermitente. Algunos modelos incluso incorporan una flecha en relieve que emite una vibración, indicando en qué dirección debe cruzar el usuario.

El sonido que producen estos semáforos es alto, para que sea fácilmente identificable, lo que ha provocado en algunos casos las críticas de los vecinos. Aunque los nuevos modelos regulan el sonido según el ruido del tráfico ambiente, para solucionar estos los pequeños inconvenientes que pueden afectar a los residentes algunos ayuntamientos han optado a poner el sonido de día y silenciarlo por la noche. A cambio, las personas invidentes reciben un mando a distancia, de manera que activan el sonido del semáforo solamente cuando les resulta necesario, evitando de esta manera las molestias a los vecinos.

Este control remoto ha sido homologado por la tiempo de espera hasta que se pone en verde. Respetar a los peatones es una obligación de los conductores, como también es obligatorio contar con un seguro de coche. El comparador de seguros de Rastreator.com te ofrece la posibilidad de encontrar el que más se ajusta a tus necesidades en un tiempo récord.

Redacción Rastreator.com

COMPARAR SEGURO DE COCHE AHORA