El peligro de los medicamentos en la conducción

Hay medicamentos que pueden afectar a la seguridad en la conducción de vehículos y el manejo de maquinaria peligrosa. Por ello, toda la sociedad debe colaborar para que profesionales sanitarios y pacientes lo tengan en cuenta al prescribir, dispensar medicamentos o consumirlos al conducir.

En la jornada “Medicamentos y efectos en la conducción”, que organizó la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) se llegó a la conclusión de la importancia de incluir un nuevo pictograma de advertencia. Los expertos representantes médicos, farmacéuticos, industria farmacéutica y consumidores reunidos en dicha jornada, coincidieron en la revisión de fichas técnicas y prospectos para incorporar el pictograma de advertencia en los cartonajes. El símbolo sería un triangulo equilátero rojo con el vértice hacia arriba y un coche negro en el interior sobre fondo blanco.

Para incorporar el pictograma a los medicamentos que lo necesiten un grupo amplio de trabajo formado por expertos se van a coordinar para revisar los más de 13.000 medicamentos autorizados en el mercado.

Se estima que del 5 al 10% de los accidentes de tráfico de la UE podrían deberse a efectos de la medicación en la conducción. Y es que algunas reacciones adversas de los medicamentos, como somnolencia, mareos y visión borrosa reducen considerablemente la capacidad de conducción con seguridad.

En la actualidad ya hay varios países europeos reforzando la información relacionada con los efectos de los medicamentos en la conducción con el fin de reducir la siniestralidad en accidentes de tráfico relacionados con los efectos adversos al usar medicación hasta un 50%.

Y recuerda:

  • Como precaución antes de conducir y siempre que sea posible, procure conocer cómo reacciona ante la medicación que toma.
  • La reacción ante los medicamentos es más clara en los primeros días de tratamiento, en especial las primeras horas después de su ingesta.
  • Siga siempre las instrucciones del médico sobre cómo usar la medicación.
  • Tomar alcohol y medicamentos conjuntamente puede incrementar sus efectos adversos.
  • Si debe conducir habitualmente, recuérdeselo al médico. El tratará de encontrar la medicación que menos interfiera en su conducción.
  • Si tiene alguna duda sobre la medicación que está tomando y observa que ésta interfiere en su capacidad de conducir, dígaselo a su médico.

Esperamos que estos consejos te puedan servir para cuando te pongas al volante, y como siempre, no olvides tener un buen seguro de coche, es la mejor garantía.