Pilotaje seguro sobre el agua

Disponer de un seguro de responsabilidad civil es sólo la primera recomendación para la conducción segura de motos acuáticas, vehículos de peligro potencial que forman parte del paisaje playero cuando llega el buen tiempo. Pocos son propietarios de una de ellas, pero muchos se atreven a navegar en alguno de los circuitos de alquiler de nuestras costas, frecuentemente sin demasiada prudencia y con un pilotaje arriesgado. De ahí que sea una cuestión imperativa asegurarse de que la moto en cuestión dispone de una póliza que cubre los perjuicios que se pudieran sufrir como ocupante o conductor del vehículo.

El real decreto 607/1999 regula todas las circunstancias relacionadas con el seguro de motos acuáticas. Entre otros preceptos, establece la suscripción obligatoria de la póliza de responsabilidad civil por parte de su propietario, tanto si es para un uso privado como si se destina a alquiler. La potencia de la embarcación es uno de los elementos que determinan el coste de su contratación, si bien la prima es variable de unas compañías a otras. Siempre es importante consultar varios presupuestos y acudir a aseguradoras que trabajen específicamente con este tipo de póliza. En portales especialistas como Rastreator puede hacerse.

Para ponerse a los mandos de una moto acuática la edad mínima son los 18 años, si bien puede hacerse con 16 y consentimiento del padre o tutor. Resulta igualmente preceptivo matricular la moto en cualquier Capitanía Marítima; utilizarlas sólo durante las horas de luz, en días de buen tiempo y en los que haya buena visibilidad; navegar en ella el número máximo de personas indicado por el fabricante concreto; que tanto el conductor como el pasajero lleven un chaleco salvavidas homologado; no navegar cerca de los circuitos de alquiler de motos acuáticas.

Seguro de accidentes

De forma complementaria al seguro de responsabilidad civil, aquellos propietarios que vayan a dar a su moto acuática un uso particular, pueden suscribir un seguro de accidentes, obligatorio para las embarcaciones de organismos públicos destinadas a salvamento marítimo y vigilancia de costas según establece otro Real Decreto, el 259/2002. Ese complemento se ofrece porque prácticamente ninguna compañía aseguradora permite contratar un seguro para moto de agua a todo riesgo. Además, también se puede contratar una cobertura adicional que cubra los daños a terceros hasta un capital máximo establecido.

Defensa penal

Otro extra que se debe tener en cuenta es la posibilidad de introducir una cláusula de defensa penal, que garantiza la representación legal del cliente si fuera necesario. El robo del vehículo o piezas de éste también se contempla y por eso muchas pólizas incluyen diferentes coberturas que se hacen cargo de elementos fijos o accesorios que se encuentren en muelles y garajes.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...